martes, 23 abril 2019
11:56
, última actualización
Deportes

La Vuelta a Andalucía se crece ante las adversidades

La LVI edición de la ronda andaluza presenta un cartel de lujo, con Óscar Freire y los hermanos Schleck a la cabeza, a pesar de la crisis, la competencia y el veto de los equipos españoles.

el 17 feb 2010 / 23:08 h.

Rosendo y Abeja flanquean a Richard Weissend (Cruzcampo), Luciano Alonso y Joaquín Cuevas.

El crudo invierno que nos acompaña se ha revelado insidioso sobremanera para la organización de la Vuelta Ciclista a Andalucía, a la que se le han agolpado los inconvenientes: desde la precaria coyuntura económica, que dificulta la captación de patrocinadores y obliga a apretarse el cinturón, hasta el veto de los equipos profesionales españoles a la carrera andaluza –y también a la Vuelta a Murcia– por un tira y afloja sobre el dinero pactado.

Reveses a los que se ha sumado la necesidad de improvisar una contrarreloj en Málaga tras no frcutificar las gestiones para regresar a Gibraltar veinticinco años después, por no hablar de la feroz competencia de la Vuelta al Algarve, que comenzó ayer y finaliza el domingo, justo cuando arranca la LVI Ruta del Sol, pues la carrera lusa se ha llevado a Alberto Contador y al último vencedor en Andalucía, el holandés Joost Posthuma.

Todo ello, no obstante, no ha podido achantar al equipo de Deporinter encabezado por Joaquín Cuevas y con su padre Luis aún en la brecha, pues ya son más de tres décadas sacando adelante la carrera, como bien recordó el director general en la presentación ayer en la Fundación Cruzcampo: “La Vuelta a Andalucía tiene unas bases muy sólidas para aguantar el tirón y seguir siendo el referente del ciclismo a nivel nacional e internacional”, dijo Joaquín Cuevas, sin duda consciente de que el único camino posible es “ajustarnos y tirar para delante para seguir viendo la luz”.

Una receta que se plasma en una nueva edición orgullosa del elenco de corredores inscritos: “Ha sido muy complicado traer esta nómina de estrellas y muchísimas carreras quisieran tener estos corredores”, advirtió el organizador tras recitar los nombres más ilustres.

En este sentido, con trece equipos de siete corredores (91 en total), cabe destacar la cuidada selección de hombres que presentan los siete conjuntos ProTour, a saber: Rabobank (con el tricampeón mundial Óscar Freire, ya vencedor de la Vuelta a Andalucía en 2007, y las promesas Mollema y Reus); HTC-Columbia (con Cavendish, el mejor sprinter de la actualidad); Milram (potentísimo bloque liderado por Gerdemann, vencedor de la etapa reina en Mallorca); Sky (Gerrans, Henderson y Sutton, vaya trío de guepardos); Omega Pharma (Dani Moreno siempre a tope en Andalucía); Saxo Bank (los hermanos Schleck figuran en la inscripción, aunque Andy no salió en la Challenge Illes Balears por problemas de rodilla...); y Lampre (Cunego y los velocistas Furlan y Lorenzetto).

Del resto de escuadras sobresale el siete ideal con que acude el equipo de la tierra en busca de su primer triunfo del año, con los tres sevillanos (Piedra, Ramírez y Rosendo), sus dos elementos andaluces de más nivel (el jiennense Javi Moreno y el granadino Manuel Vázquez) y sus dos jefes de fila, José Ángel Gómez Marchante y el veterano Ángel Vicioso.

Sin olvidar a otros hombres rápidos caso de Bozic (Vacansoleil) o Ventoso (Carmiooro).
Mimbres de sobra para avalar un espectáculo de mucho fuste, al fin y al cabo la esencia y lo que hace sobrevivir al ciclismo.

FINAL EN ALTO INÉDITO Y CRONO

La ronda andaluza ha apostado una vez más por un recorrido equilibrado que permita el lucimiento de velocistas, rodadores y escaladores. Serán estos quienes digan la primera palabra y empiecen a decantar la carrera a su favor en la etapa inaugural entre Jaén y La Guardia, con meta en el inédito Puerto de Las Allanadas (sólo 3,2 kilómetros pero con rampas de hasta el 21%).

Tras la única etapa llana (Otura-Córdoba) y la quebrada entre Marbella y Benahavís, será el turno de los contrarrelojistas, que en los 10,9 kilómetros de etapa en Málaga deberán limar diferencias o sentenciar, si bien en la clausura, entre Torrox Costa y Antequera, aún aguarda el otro primera, El Torcal, apto quizás para un vuelco final.

  • 1