Deportes

La Vuelta a Andalucía vuelve a apostar por la calidad y la emoción

La 54ª Vuelta Ciclista a Andalucía-Ruta del Sol, presentada ayer, apostará por la calidad y la emoción, dadas por un cartel de lujo con nombres de postín (Evans y Menchov) y un recorrido 'nervioso'.

el 15 sep 2009 / 00:02 h.

La 54ª Vuelta Ciclista a Andalucía-Ruta del Sol, presentada ayer en la Fundación Cruzcampo, apostará por la calidad y la emoción, dadas por un cartel de lujo con nombres de postín (Evans y Menchov) y un recorrido 'nervioso', que abre mucho el abanico de aspirantes a reemplazar en el historial de la carrera al tricampeón mundial Óscar Freire.

La ausencia del cántabro, auténtico protagonista de la edición de 2007, y de su principal adversario en las llegadas masivas, el belga -también campeón universal- Tom Boonen, se verá compensada con el concurso del considerado mejor velocista de los últimos años, el italiano Alessandro Petacchi (Milram), vencedor de cuatro etapas de la ronda andaluza entre 2005 y 2006 y que lidera una nómina de llegadores en la que tendrá como rivales al australiano Graeme Brown (Rabobank), vencedor anteayer en la Challenge Illes Balears, y en general a los hombres rápidos que vienen de disputar la ronda mallorquina, caso del galo Denis Flahaut (Saunier Duval), el ruso Alexei Markov (Katyusha) o el belga Gert Steegmans (Quick Step), apoyado por su compañero Giovanni Visconti. Sin olvidar al cántabro Fran Ventoso, apuesta para el sprint del Andalucía-CajaSur.

Y es que el recorrido de la Vuelta a Andalucía (domingo 17 al jueves 21) invita a pensar en que los equipos con velocistas tendrán varias bazas que jugar, en especial en las etapas primera, cuarta y quinta. El triunfo absoluto, en cambio, se debería resolver sobre el papel en las etapas segunda y tercera, las de orografía más complicada. Sin final en alto ni puertos de excesiva enjundia (ningún primera), estos dos parciales sí reúnen ingredientes suficientes para que quienes aspiren al maillot de líder definitivo realicen sus movimientos: el trayecto entre Torrox Costa y La Zubia comprende cuatro puertos, todos ellos en la primera mitad, pero además esconde un final exigente con cinco kilómetros en los que se ascienden 205 metros para acabar en los 905 metros de la carretera que llega a Cumbres Verdes; un día después, entre Otura y Jaén habrá que salvar cinco dificultades montañosas, la última (el Alto de la Guardia) a escasos trece kilómetros de la meta.

Ahí es donde deberán romper la dictadura de las llegadas masivas los favoritos, entre los que a buen seguro no se encontrarán los nombres de más lustre entre los inscritos, como el australiano Cadel Evans (segundo del pasado Tour, cuarto en la Vuelta'07 y vencedor del UCI ProTour) o el ruso Denis Menchov (campeón de la Vuelta'07). Quizás sí se implique el fogoso italiano Riccardo Riccò (Saunier Duval), admirador confeso del Pirata Pantani que se destapara en el pasado Giro.

Aunque lo más probable es que peleen por el triunfo absoluto esos corredores menos reputados pero que hayan preparado con mimo el inicio de campaña, y en ese planteamiento debe tenerse en cuenta al italiano Dario Cioni (segundo el pasado año por detrás de Freire) y su compañero en Silence-Lotto, el belga Johan van Summeren; a Mikel Astarloza e Igor Antón (Euskaltel), a Rodrigo García (Extremadura), al ruso Vladimir Efimkin (Quick Step) y al equipo de casa, un Andalucía-CajaSur que pondrá en liza un siete muy competitivo, con el manchego José Antonio Redondo y el jiennense Javier Moreno -ojo que el recorrido le va al dedillo- como puntales y con los sevillanos Antonio Piedra y Jesús Rosendo.

En suma, serán 98 ciclistas de catorce equipos, siete de ellos con marchamo ProTour, para un menú de 782,2 kilómetros en cinco etapas.

  • 1