Cultura

La vuelta de las grandes giras depende de la crisis

Antes de 2010 se reclamaba un recinto así, pero la crisis hizo desaparecer este debate.

el 26 abr 2014 / 23:59 h.

TAGS:

El Olímpico de la Cartuja acogió un concierto de Madonna en 2008. El Olímpico de la Cartuja acogió un concierto de Madonna en 2008.

Por José Gallego Espina y Nicol Jiménez.

Para valorar la necesidad o no del futuro Sevilla Park hay que mirar con perspectiva el sector de la promoción de conciertos internacionales, un negocio que en España se ha visto duramente golpeado en los últimos cuatro años debido a la crisis económica pero que, antes, había puesto el ojo en la capital hispalense y comenzaba a demandar un gran recinto cubierto que diera respuesta a grandes artistas que recorrían la geografía española sin encontrar un auditorio apto a sus necesidades en la ciudad.

ElEstadio Olímpico ha cubierto hasta ahora, siempre en el periodo estival, las demandas de grandes promotoras comoLive Nation –precisamente una de las que ha impulsado este proyecto del Sevilla Park–. Sin embargo, la coyuntura económica hizo mella en el Olímpico desde 2010, aunque la incidencia fue especialmente dura el pasado año, en el que sólo se ofertó el concierto de Alejandro Sanz, Danza Invisible, OBK y Nacha Pop, así como God Save the Queen. Para este 2014, en cambio, está «más animado», según su gerente, Manuel Zafra. La Fiesta de la Primavera, los conciertos en la sala Cartuja, el tributo a Dire Straits, Bisbal (el próximo 20 de septiembre), Extremoduro (4 de octubre) y la vuelta del tributo a Queen son las citas fuertes de la agenda de este año.

La historia del Olímpico como auditorio arrancó el 9 de octubre de 1999, cuando unas 20.000 personas acudían al primer concierto –de Luis Miguel– que se celebraba en el estadio, inaugurado aquel mismo año con motivo de los Mundiales de Atletismo. Desde aquella noche hasta el 30 de septiembre de 2010, cuando 72.000 personas vibraron con U2 en el mismo lugar, han pasado por este recinto más de 855.000 personas. Madonna, Bruce Springsteen, Héroes del Silencio, AC/DC, Bono, Alejandro Sanz o Miguel Bosé. La lista es amplia, diversa y, sobre todo, posee una categoría con la que antes sólo se podía soñar en esta ciudad.

En aquellos entonces, se daba por hecho que Sevilla se había ganado un puesto en la primera división de las grandes giras internacionales, equiparándose a Madrid o Barcelona. Sin embargo, ese sueño siempre se frustraba en octubre, despidiéndose hasta mayo, una vez pasada la temporada de lluvias.

Y no es que la capital hispalense se quedara huérfana de actividad cultural en esos meses, pero los grandes conciertos que recorrían Europa en ese periodo pasaban de largo al carecer Sevilla de un gran recinto cubierto, equipado adecuadamente y dedicado a captar este tipo de eventos en invierno. Artistas de la talla de Lady Gaga, Kylie Minogue, Elton John, Shakira o Sting realizaron sus giras en el invierno de 2010, recalando enEspaña, pero en grandes recintos cubiertos: el Palau Sant Jordi de Barcelona y el Palacio de Deportes de la Comunidad de Madrid, que son precisamente el modelo que quiere replicar el Sevilla Park. Este debate se estaba planteando en la ciudad justo cuando la crisis económica se derrumbó sobre el sector, disminuyendo la llegada de esas giras y desbaratando proyectos como el cerramiento del Rocío Jurado Auditorio. Y ahora que parece que la crisis comienza a remontar, los impulsores delSevilla Park están convencidos de que no tendrán problemas para rentabilizar el espacio porque entre sus socios están las principales promotoras musicales del mundo y el radio de influencia es Extremadura,Portugal, el resto de Andalucía e incluso el norte de África.

  • 1