Local

La zona azul empieza a instalarse en Bami con un fuerte rechazo ciudadano

Comerciantes, usuarios del Virgen del Rocío y vecinos tildan de «injusta» esta medida, que califican de «recaudatoria» y que consideran que no acabará con el problema de los gorrillas

el 02 jun 2014 / 23:34 h.

TAGS:

Los parquímetros instalados ya en Bami indican que entrarán en funcionamiento el próximo 16 de junio. / J. Gómez Los parquímetros instalados ya en Bami indican que entrarán en funcionamiento el próximo 16 de junio. / J. Gómez «Quieren cambiar los gorrillas que dan tan mala imagen por unos gorrillas de lujo, los parquímetros de la zona azul. Pero lo único que van a conseguir es sangrar a los trabajadores y los vecinos. Es injusto, sobre todo para las personas que vienen al hospital». La opinión de un quiosquero del barrio de Bami, que no quiso dar su nombre, coincide con la de muchos de los vecinos y trabajadores del barrio, que ven cómo Aussa ya ha instalado los nuevos parquímetros de la zona azul que entrará en vigor, según estos aparatos, el próximo día 16. Si bien el Ayuntamiento lo anunció para el 18. Mónica Lagares trabaja en la tienda de ropa y complementos Mini de la calle Castillo de Alcalá de Guadaíra. Su horario es de 9.30 a 14.00 y de 17.30 a 20.30. Vive en Sevilla Este. Así que tiene un serio problema para aparcar. «Dejo el coche lejos de los gorrillas y cuando lo hago en la misma calle, como me conocen, no me cobran. Pero a partir de ahora, con la zona azul, no sé qué voy a hacer. Es un impuesto más. No puedo pagar cada dos horas. Tendría que cerrar la tienda, así que es fundamental que el Ayuntamiento ponga bonos para los trabajadores», reivindica esta empresaria. En la misma línea, en el Doner Kebab vecino, su dependienta denuncia la situación: «Tendré que venir andando, porque yo no gano bastante para pagar la zona azul. Prometieron que quitarían a los gorrillas y no lo han hecho y que habría plazas sin zona azul, pero es mentira también», denuncia esta dependienta, a cuyo lugar de trabajo ha llegado una de las hojas con las que vecinos y comerciantes recogen firmas contra la implantación de la zona azul en Bami. Mientras que la asociación de vecinos Bami Unido apoyó la zona azul, fundamentalmente para acabar con los gorrillas, los vecinos y ellos mismos aseguran que ésta no va a ser la solución. «Me iré por la Palmera y regresaré a esta calle a partir de las nueve de la noche, cuando ya no haya zona azul», apunta Ángel Sánchez, un joven de 25 años con dos hijos, en paro desde hace casi cinco años y que lleva casi dos aparcando coches en Bami. Asegura que le han puesto ya unas 20 multas. «Son de 30 euros, pero ahora las ponen de hasta 70. Pero yo saco aquí unos 10 o 15 euros, así que no tengo para pagar las multas. Todo es para que coma mi familia y si la zona azul me quita esto me tendré que buscar la vida como pueda. Yo no robo, pero el problema son los enganchados a las drogas que hacen de gorrillas. Esos ¿qué van a hacer? Nada bueno», apostilló, coincidiendo con Lorenzo del Valle, vecino de la calle Bami. Lorenzo tilda la implantación de «estafa». «Ya pagamos el impuesto de circulación, unos 80 euros al año, más otros 80 de la zona azul, y para los comerciantes o trabajadores no hay descuento. Es un robo. Y lo peor es que el gorrilla acabará robando. La solución es que pongan dos policías por calle para echarlos, pero que no nos sangren más porque esta medida solo es recaudatoria», sentenció este vecino, que ve la zona azul como «un negocio para el Ayuntamiento». Javier Gómez, vecino de Bami, resaltaba que muchos de los residentes son estudiantes sin empadronar que no tendrán ni opción al bono para los vecinos, que han puesto parquímetros junto al colegio Almutamid y la puerta de urgencias del hospital y que no se ha respetado el 20% de plazas sin zona azul que se prometió. A su juicio, es una medida «recaudatoria» que, según varios vecinos, fue consultada «a posteriori». Javier, Ismael, Jesús y Elías, sentados ayer en una terraza de un bar tras visitar a un amigo en el hospital, valoraban «fatal» la zona azul. «Es injusto. Si estás en urgencias, ¿qué haces?, ¿sales cada hora y media a pagar? El parking es carísimo y esto, en un hospital, es para sacar dinero», lamentaban.

  • 1