Economía

Larga vida para las pensiones

El catedrático de Economía Aplicada Juan Torres desmonta el futuro incierto del sistema público.

el 29 abr 2010 / 21:15 h.

Rompiendo todos los estereotipos que se les presupone a los economistas, el doctor en Ciencias Económicas y Catedrático de Economía Aplicada de la Universidad de Sevilla Juan Torres trató ayer de desmontar los argumentos que sostienen que el sistema público de pensiones está abocado a la quiebra y abundó en que lo único que está detrás de estos mensajes alarmistas no son más que "miedos" que persiguen "que las entidades financieras dispongan del ahorro de los trabajadores".

Torres, uno de los autores junto a Vincenç Navarro y Alberto Garzón del título ¿Están en peligro las pensiones públicas? Las preguntas que todos nos hacemos. Las respuestas que siempre nos ocultan, tachó las críticas al sistema de pensiones de "fraude intelectual y político" que, a su juicio, sólo beneficia "a la gran banca y a los fondos financieros", que ven ahí "una fuente de riqueza inmensa" y un gran volumen de recursos con los que seguir amasando beneficios.

"El ahorro de los trabajadores se ha convertido en el botín de los Botines", en alusión al presidente del Banco Santander, que ayer mismo presentó los resultados trimestrales del banco -que Torres recordó- y precisó que con menos de los 2.215 millones de beneficios de la entidad "se hubieran evitado las muertes de todas las mujeres que este año morirán dando a luz, una cada minuto", por no tener sanidad adecuada.

El libro, que surge de escuchar las mismas preocupaciones por el futuro de las pensiones y que edita el movimiento social y ciudadano ATTAC, ahonda a través de una sucesión de preguntas y respuestas que buscan arrojar luz sobre uno de los debates actuales más candentes, y que recientemente saltó a la palestra con la posibilidad de ampliar la vida laboral a los 67 años.

Aunque matizó que el actual sistema es "mejorable" y puede presentar limitaciones, destacó que pese al deterioro de las fuentes de ingresos del Estado -una de las patas de las que se nutren las pensiones, la otra son las aportaciones de los trabajadores vía cotizaciones sociales-, el sistema funciona "muy bien" y se ha logrado mantener porque ha habido "voluntad política y fuerza social" para sustentarlo.

Arremetió contra otros colegas economistas -colectivo del que dijo que "últimamente valen más cuanto menos se les entiende"- y lamentó el daño que crean haciendo pronósticos sobre cuándo entrará en déficit el sistema de la Seguridad Social, que calan en la sociedad y generan miedo, y sin embargo, "nunca se cumplen".

Cuando se dice que las pensiones están en peligro, no se trata sólo de una garantía de vida -ahondó- sino que lo que se pone en riesgo es "el principio de solidaridad como base de la arquitectura social". "Es falso que un sistema de capitalización sea mejor que uno de reparto y también que un fondo privado garantice mayor eficiencia al que lo suscribe", agregó.

La ‘extorsión' de las agencias de calificación
Juan Torres, que se autoexcluyó como economista "radical", arremetió contra las agencias de calificación, que impiden a los gobernantes ejercer su función, al actuar "extorsionando a los Estados", en alusión a la rebaja de deuda de varios países, entre ellos España, que ha hecho temblar a los mercados.

Así, recordó que son las mismas agencias "que ayudaron a que los bancos hundieran la economía mundial".

Si los países tienen mucho déficit, señaló, es "porque están poniendo remiendos a lo que han provocado los bancos".

  • 1