Deportes

Larrazábal gana el Abierto de Munich a García

Ambos se clasifican para el Open Británico.

el 26 jun 2011 / 20:33 h.

Larrazábal celebra su triunfo.

El barcelonés Pablo Larrazábal (28 años) ganó el pulso a uno de sus héroes, el castellonense Sergio García, de 31, tras un largo desempate (una hora y cinco hoyos) por el título del Abierto de Múnich de golf, que concluyó este domingo en la ciudad alemana.

Múnich vivió uno de los episodios más excitantes para el golf español de los últimos años. "He ganado a uno de mis héroes cuando yo crecía. Parece como un sueño, es muy emocionante", relató el jugador barcelonés, que suma su segundo título en el circuito europeo tras el conquistado en París en mayo de 2008 (Abierto de Francia).

El mano a mano fue espectacular entre estos dos golfistas españoles que, antes de este torneo, acumulaban sendas trayectorias preocupantes: García arrastra dos años y más de siete meses sin victorias y Larrazábal presentaba una racha cinco meses superior.

Con la mejoría de García en el reciente Open USA (fue séptimo) y la ocasión desperdiciada por Larrazábal hace 20 días en un desempate en la previa de Sunningdale para jugar el Open Británico, ambos aterrizaron en Múnich con un objetivo principal: cazar una de las dos plazas que repartía el torneo para disputar, en julio, en el Royal St.George, el tercer Grande de la temporada.

El destino quiso que tanto Larrazábal como García cumpliesen la tarea primordial. Jugarán el Open Británico, pues terminaron los 72 hoyos empatados en el primer puesto con idénticos marcadores (272 y 16 abajo).Después, ése sería el único consuelo para García. No pudo romper su racha sin triunfos (desde el 6 de noviembre de 2008, en Shangai), pero sí disputará en julio su Grande número 48 de forma consecutiva.

García tampoco recordará con agrado lo ocurrido en la última vuelta, antes del desempate en Múnich. Comandaba la tabla por el hoyo 11, con dos eagles casi consecutivos, cuando cegó su excelente juego con cuatro bogeys en cinco hoyos. Fue un colapso monumental, y solamente un último birdie en el hoyo 18 le dibujó el camino hacia ese desempate fratricida.

El acérrimo barcelonista (Larrazábal) y el madridista empedernido (García) afrontaron su particular cascada de adrenalina desde el hoyo 18, pasando después por el 12 y el 17, ambos de par 3.

En el quinto episodio, de vuelta al hoyo 18, se cerró el litigio: García tiró con ambición un putt para eagle que se pasó algo más de un metro. La vuelta tampoco entró y sus tres putts dejaron el camino libre al catalán.

"La semana pasada perdí a mi abuelo, el capitán de la familia, y esta victoria es para él", dijo Larrazábal.

Larrazábal obtuvo el cheque de 333.330 euros de premio, una cifra 111.110 euros mayor que la obtenida por García.

Tanto Larrazábal como García obtuvieron, asimismo, el pasaporte para disputar el World Golf Championships-Bridgestone Invitational, en Akron (Ohio, EEUU) del 4 al 7 de agosto, y el siguiente PGA. El barcelonés, como ganador, se aseguró también plaza para el torneo de los campeones de final de campaña en Bahrein.

Después de Múnich, tres españoles figuran entre los diez primeros de la Carrera hacia Dubai (lista de ganancias): Álvaro Quirós es séptimo, Miguel Ángel Jiménez, octavo, y ahora Larrazábal asciende a la décima plaza.

El inglés Mark Foster, los surafricanos Retief Goosen y George Coetzee, el escocés Scott Jamieson y el holandés Joost Luiten acabaron empatados en la tercera plaza, a dos golpes de los españoles.

  • 1