Local

Las agresiones a médicos bajan un 40% con respecto a 2007

El informe del Colegio de Médicos detecta que hubo lesiones físicas en uno de cada cuatro casos

el 04 oct 2011 / 20:23 h.

TAGS:

Las llamadas a la calma de los pacientes, la petición de mayor seguridad en centros de salud y hospitales y hasta tipificar como delito los actos violentos contra los sanitarios. Todas esas campañas, muchas iniciadas por el Colegio de Médicos de Sevill a, han surtido su efecto: los agresiones a los médicos sevillanos ha descendido cerca de un 40% con respecto a 2007, según indicó el asesor jurídico de la entidad, Santiago Campos, que presentó ayer el informe del observatorio de agresiones correspondiente a 2011.

Aunque Campos avisa de que hay que "ser cautos", los datos hablan por sí solos: se han producido 28 denuncias por agresión a facultativos en los siete primeros meses del año, una cifra inferior a las más de 40 reflejadas en el informe de 2007, el primero que realizó el Colegio de Médicos de Sevilla, cuya lucha contra estos actos se remonta a finales de los noventa. "El hecho de que toda la sociedad se haya unido para condenar las agresiones a los médicos ha sido clave", intentó explicar este descenso el jurista de los galenos.

Sin embargo, el efecto que más ha podido influir ha sido la tipificación como delito de atentado a un funcionario público, una histórica reivindicación de los médicos. Campos destacó que el 70% de las agresiones se tramitan bajo esta premisa y no como una mera falta gracias a la ayuda de jueces, fiscales y fuerzas de seguridad.

Una de cada cuatro agresiones que ha recibido el Colegio de Médicos fue de lesiones, según el citado informe, que indica también que un 34% solicitaron la baja laboral y en el 75% de los casos se produjeron daños materiales. El estudio alega como principales causas del conflicto las discrepancias en la atención médica (45%), el tiempo de espera (26%) o asuntos personales (6%). Otro dato destacado por la entidad colegial es que más de un tercio de estas agresiones se originaron con pacientes no programados, es decir, sin una cita previa.

El informe también refleja un cambio de tendencia. Por vez primera, los hombres denunciaron más que las mujeres, en una relación de 60% frente a 40%, algo que esperan "valorar suficientemente" con el paso de los meses. Sin embargo, lo que no cambia son los picos de denuncias a lo largo del año: los meses de primavera y julio siguen siendo los que más agresiones se producen contra los facultativos. "Que se repitan en estos meses es para que lo estudie un sociólogo", recalcó.

Más normal es el hecho de que las agresiones se concentren en el sector público (90%). Los más afectados son los médicos de familia, que sufren más de la mitad de los casos, así como los médicos con edades comprendidas entre los 45 y los 55 años.

Colegiación. Por otra parte, el presidente del Colegio de Médicos de Sevilla, Carlos González-Vilardell, denunció que la libre colegiación de los profesionales del sector público, que se aprobó en 2002, ha llevado a la pérdida "de 1.000 a 1.500 médicos que están sin colegiar". González-Vilardell, que participó en los desayunos del Grupo La Raza , lamentó que esta pérdida de colegiados no solo se traduce en una pérdida del control colegial para la mejora de la calidad asistencial, sino una "merma de la principal y casi única fuente de financiación que tiene el colegio, que son las cuotas de sus colegiados".

El presidente de los galenos sevillanos también aprovechó este desayuno para anunciar la inauguración de la Glorieta de los Médicos, situada en la entrada de la sede colegial, por parte de el alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido , para el 18 de octubre, Festividad de San Lucas, patrón del colectivo médico, además de presentar el que será el nuevo logo de la institución colegial.

  • 1