viernes, 22 febrero 2019
00:32
, última actualización
Deportes

Las "Águilas" quieren volar más alto que nunca pero pierden a su estrella

Ocho años después, Nigeria regresa a un Mundial con el objetivo de superar los cuartos de final, ronda a la que accedió en sus dos primeras participaciones en la Copa del Mundo, en Estados Unidos 1994 y Francia 1998.

el 09 jun 2010 / 10:04 h.

FICHA TÉCNICA

-->--> -->

Entrenador: Lars Lagerback (Suecia)

Capitán: Nwankwo Kanu (34 años, Portsmouth)

Palmarés: Campeón de la Copa Africana de Naciones: 1980 y 1994

Medalla de Oro de los JJOO en 1996



Este objetivo ha entrado en duda después de que la Federación Nigeriana anunciara que la estrella del equipo, el centrocampista Obi Mikel, de 23 años, dejaba la selección a causa de una lesión de rodilla.

Sin el jugador del Chelsea, Nigeria pierde al motor del equipo y al encargado de enlazar el centro del campo con la delantera.

En el Mundial de Corea y Japón de 2002, las "Águilas Negras" cayeron eliminadas en la primera fase, no lograron clasificarse para el Mundial de Alemania 2006 y su presencia en Sudáfrica fue prácticamente una carambola.

Un gol de Obafemi Martins a falta de 7 minutos contra Kenia (3-2) unido a una derrota de Túnez, que llegó líder a la última jornada, en Mozambique (1-0), les dio milagrosamente el pasaporte para esta fase final.

El encargado de dirigir a los nigerianos en el torneo será el sueco Lars Largeback, contratado tras la destitución de Shuaibo Amodu. Pese a finalizar en tercera posición en la Copa de África 2010, el pobre juego que ofreció el equipo hizo que la federación optara por su cese y eligiera al experimentado técnico escandinavo para el banquillo.

Aunque dispone de jugadores de gran calidad individual, la actual selección nigeriana -vigésimo primera en el ránking de la FIFA- está lejos de la que sorprendió al mundo con su fútbol en Estados Unidos'94 y Francia'98, y de la prometedora que le quitó la medalla olímpica a Brasil en Atlanta'96 y quedó segunda en Pekín'08 ante la Argentina de Messi, con la que se verá las caras en esta primera fase.

Atrás han quedado los buenos tiempos de los Okocha, Finidi, Yekini, Oliseh o Amokachi y, pese a que la práctica totalidad de la actual generación de futbolistas nigerianos juega en Europa -sólo dos de los 30 nombres que incluyó Lagerback en la preselección milita en la Liga de su país- Nigeria no ha alcanzado, como equipo, el nivel de entonces.

La base de la selección la forma parte del grupo que logró la medalla de plata en los Juegos de Pekín, con nombres el ahora descartado Obi Mikel, el defensa del Niza Onyekachi Apam o los delanteros Chinedu Obasi (Hoffenheim) y Victor Obinna (Málaga).

La juventud de buena parte del plantel se mezcla con la experiencia de nombres como el central y capitán del equipo, Joseph Yobo (Everton), el lateral izquierdo del Marsella Taye Taiwo, el centrocampista defensivo Dickson Etuhu (Fulham) y delanteros del nivel de Nwankwo Kanu (Portsmouth), Obefami Martins (Wolfsburgo), Yakubu Aiyegbeni (Everton) o Osaze Odemwingie (Lokomotiv Moscú).

Además de su poderío físico, la movilidad y velocidad en ataque de sus delanteros será una de las principales armas de Nigeria para sorprender a sus rivales, con un más que previsible 4-4-2 con Etuhu guardando las espaldas, Yakubu fijado como hombre referencia en ataque y Martins con más libertad de movimientos.


  • 1