Local

Las Atarazanas pierden tirón

Apenas cien personas acuden a pedir que reabra la poco conocida “catedral civil de Sevilla”

el 24 nov 2012 / 15:02 h.

TAGS:

Los manifestantes cerca de la Macarena.

-->Apenas cien personas acudieron ayer a la concentración convocada por la Fundación Atarazanas a las puertas de este monumento para reclamar a la Junta de Andalucía la reapertura de este edificio mientras se decide su futuro, después de que La Caixa rompiera unilateralmente el convenio firmado con la administración autonómica para instalar allí un Caixafórum, tras una rehabilitación de 25 millones.

Las Reales Atarazanas llevan cuatro años clausuradas, desde que la entidad catalana se hizo cargo de ellas. Los promotores del acto reivindicativo de ayer pretendían aunar el clamor ciudadano y la supuesta indignación de estos días, a fin de exigir a la Consejería de Cultura que reabran "inmediatamente" el monumento, "la catedral civil de Sevilla", según la definieron ayer los convocantes.

A tenor de los ríos de tinta que se han derramado estos días en la prensa y los numerosos enfrentamientos entre PP y PSOE desde que La Caixa anunció que su centro cultural se haría finalmente en la Torre Pelli, muchos esperaban que la concentración, prevista al mediodía, fuera algo más concurrida. No es que alguien pretendiera que el acto se convirtiera en una suerte de Diada cultural a la sevillana, pero lo cierto es que la respuesta ciudadana fue bastante escasa. Ni cien personas, y la mayoría procedían de las organizaciones convocantes, cuyos miembros acudieron con sus familias. Incluso algunos de los asistentes confesaban que esperaban más gente después del revuelo generado.

Tampoco acudió ningún representante público, ni siquiera del Ayuntamiento, la administración más cercana a los postulados de la Fundación Atarazanas -cabe recordar que esta entidad no reclama a La Caixa que mantenga su inversión en el antiguo astillero, sino que se busque un nuevo uso, relacionado con el pasado del inmueble, y sean las instituciones quienes rehabiliten el monumento-. El acto transcurrió con normalidad, pese a que los convocantes cortaron la calle por su cuenta y riesgo -no se personó ni un municipal en el lugar-.

Participaron asociaciones culturales y patrimoniales, como Velázquez por Sevilla o Adepa, así como asociaciones de vecinos de la zona, la federación de comercio (Aprocom), la Asociación de la Prensa de Sevilla y la de Guías Turísticos, además de miembros de varios colegios profesionales. Sí estuvo presente, a través de la lectura de una carta, el director general de las Atarazanas de Barcelona, Roger Marcet i Barbé, que respalda la idea del museo naval.

El presidente de la fundación, José Manuel Núñez de la Fuente, leyó un manifiesto ante las verjas que mantienen cerrado el monumento y pidió que lo "liberen".

"Queremos evitar que las Atarazanas vuelvan a ser tomadas como moneda de cambio para intereses ajenos a la propia sociedad y evitar que un espacio tan noble se convierta en escenario yermo para las guerras entre partidos", dijo. "Pedimos a los políticos y gobernantes que se dediquen a su tarea y permitan que la sociedad civil haga la suya, que no debe consistir únicamente en pagar los errores de ajenos", añadió antes de pedir a Ayuntamiento y Junta un "proyecto perdurable y con sentido que honre a esta maravilla monumental que sólo debería llamarse Atarazanas".

Tras el acto, de unos 45 minutos, dos vocales de la fundación, José de la Rosa y Rafael Vallejo, explicaron a este periódico que aunque la Junta sostiene que La Caixa sigue siendo responsable del bien, ellos entienden que debe ser la administración quien abra ya el monumento. De hecho, han solicitado una reunión al consejero Luciano Alonso para exponérselo.

Esta entidad, según detallaron ambos, propone un museo naval y recrear en la zona medieval del astillero cómo era el lugar en sus orígenes, si bien se muestran abiertos a otras posibilidades. También aprovecharon para reclamar que se haga público el contrato entre la Junta y La Caixa. "Es el contrato fantasma, nadie lo ha visto. Lo hemos pedido por activa y por pasiva y nada, la opacidad es total".

El acto de ayer tendrá continuidad el 4 de diciembre, cuando se celebrará el foro Atarazanas: pasado, presente y futuro, en el Real Círculo de Labradores, donde se debatirá sobre el futuro del monumento.

-->-->

  • 1