Local

Las ayudas para la compra de coches costarán a la Junta 14 millones

Griñán quiso evidenciar ayer la sintonía de su Gobierno con el Ejecutivo central y, de paso, marcar distancias con la etapa de desencuentro entre la Junta y el gabinete de Aznar. En una réplica al PP, presumió de que dos vicepresidentes le llamaron dos días antes del Debate del Estado de la Nación para explicarle las medidas que Zapatero iba a anunciar.

el 16 sep 2009 / 02:45 h.

TAGS:

Griñán quiso evidenciar ayer la sintonía de su Gobierno con el Ejecutivo central y, de paso, marcar distancias con la etapa de desencuentro entre la Junta y el gabinete de Aznar. En una réplica al PP, presumió de que dos vicepresidentes le llamaron dos días antes del Debate del Estado de la Nación para explicarle las medidas que Zapatero iba a anunciar. Una de ellas, la ayuda directa a la compra de vehículos, ya ha sido bendecida por Andalucía. En la reunión de ayer con el ministro de Industria, la Junta se comprometió a completar con 500 euros la subvención que recibirán desde el lunes los que adquieran un coche. El Gobierno central pone otros 500 euros y mil más corren a cargo del sector automovilístico. Comunidades del PP como Madrid se han desmarcado.

El consejero de Innovación, Martín Soler, calculó que esta ayuda le costará a la administración autonómica entre 12 y 14 millones y que, de momento, está prevista para un año. Es un "apoyo importante" a un sector que da trabajo a 30.000 personas en Andalucía y que ha caído estrepitosamente. Antes se vendían al año 65.000 coches y en 2008 se redujo la cifra a la mitad. Soler estimó que la medida "puede quedarse en un balance cero" ya que al aumentar las ventas también crecería la recaudación de la Junta en impuestos de matriculaciones e IVA.

Durante el debate parlamentario, el líder del PP, Javier Arenas, interpeló al presidente sobre si va a imitar a Zapatero y va a eleminar a partir de 2011 las deducciones por la compra de vivienda y le pidió expresamente que las mantenga. Griñán no se pronunció al respecto, pero fuentes del Gobierno andaluz aseguraron después que aún es pronto para decidir si Andalucía copiará o no las medidas del Ejecutivo. La Consejería de Economía sí explicó que está evaluando los efectos que tendrían esas medidas en la comunidad y no despejó que hará con las deducciones en el tramo autonómico del IRPF por la adquisición de un piso para las rentas más altas. Se despedirán de esa ventaja fiscal los que ganen más de 24.000 euros al año. Los Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) estiman que afectará a un 34,2% de los andaluces. Unas 390.000 personas a largo plazo, que dejarán de ingresar 937 euros anuales.

Lo que hasta ahora ha estado haciendo la Junta para contrarrestar el alza del precio de la vivienda ha sido precisamente lo contrario: dar más ventajas fiscales. En 2007, el presidente Chaves cifró en 900.000 los andaluces que han tenido deducciones en el IRPF y un año después anunció la ampliación al 100% de la deducción del Impuesto de Actos Jurídicos Documentados para los menores de 35 años que compren hasta el 31 de diciembre de 2009 una VPO o un piso que no valga más de 180.000 euros.

Al margen de la actuación en materia de vivienda, Griñán anunció el plan de ayudas que su gabinete ultima para las familias con todos sus miembros en paro y en las que ninguno tiene ingresos. Entre 25.000 y 30.000, estima el Ejecutivo. Se promoverá el contrato directo de parados a través de ayuntamientos o la propia Junta, pagando un sueldo similar el salario mínimo interprofesional y se facilitarán cursos de formación remunerados para saltar a otro sector productivo.

  • 1