Economía

Las ayudas para renovar coches viejos se acaban en mes y medio

Si usted tiene un coche con más de diez años y quiere comprarse otro, tiene mes y medio para acogerse a las ayudas contempladas en el Plan Prever. Salvo sorpresa de última hora -y que puede caer, pues estamos en vísperas electorales- el Gobierno no renovará un sistema de apoyo vigente durante 13 años. El Ejecutivo ya ha dicho que no se renueva.

el 14 sep 2009 / 20:01 h.

Si usted tiene un coche con más de diez años y quiere comprarse otro, tiene mes y medio para acogerse a las ayudas contempladas en el Plan Prever. Salvo sorpresa de última hora -y que puede caer, pues estamos en vísperas electorales- el Gobierno no renovará un sistema de apoyo vigente durante 13 años.

Corre el tiempo y el Ejecutivo ya ha dicho que no, que no se renueva. Igual dijo el año pasado, aunque al final fue que sí. Pero por si acaso, los presidentes de las principales organizaciones empresariales de la industria del automóvil (Anfac, Aniacam, Faconauto y Ganvam) han remitido una carta al ministro de Economía, Pedro Solbes, en la que solicitan que continúe el programa Prever a partir del 1 de enero de 2008.

La carta está rubricada por los presidentes de las asociaciones de fabricantes (Anfac), Juan Antonio Fernández de Sevilla; de concesionarios (Faconauto), Antonio Romero-Haupold; de importadores (Aniacam), Germán López Madrid, y de vendedores (Ganvam), Juan Antonio Sánchez Torres.

En esta ocasión no apelan a las bondades del Prever para el bolsillo del consumidor ni para los suyos, lastrados por la ralentización en la venta de turismos, sino a la cuestión de moda: el impacto sobre el medio ambiente.

En efecto, en la misiva, las organizaciones recuerdan que para ser coherentes en la lucha contra la contaminación, no sólo se debe incentivar la compra de los coches con menores emisiones de CO2, sino potenciar el achatarramiento de los vehículos más contaminantes.

Por ello, estos fabricantes y comercializadores reclaman que se mantenga y se actualice el actual Plan Prever, y recuerdan que un vehículo de los años setenta contamina cien veces más que un automóvil matriculado en la actualidad. Además, insisten los empresarios, el parque automovilístico español es uno de los más obsoletos de Europa.

Sus datos hablan de que entre enero y octubre de este año se han acogido a esas subvenciones contempladas 234.066 operaciones en el conjunto del Estado, cuantía inferior en un 28,1% a la registrada durante el mismo periodo del pasado ejercicio. En este recorte pesan tanto la desaceleración de la economía -que, por lógica, repercute en menores ventas- como el hecho de que, para 2007, el Gobierno endureciera las condiciones de acceso a las ayudas.

En 2006, los automovilistas españoles se ahorraron 258 millones de euros en la compra de sus vehículos gracias a la aplicación del Plan Prever, importe inferior en un 6,4% a los 275,7 millones contabilizados en 2005.

Estamos en vísperas electorales y Solbes podría dar la campanada y renovar el sistema -su secretario de Estado de Hacienda y Presupuestos, Carlos Ocaña, anunció el martes pasado que el programa quedaría finiquitado el 31 de diciembre-. No en vano, la prórroga del aún vigente se acordó en el último Consejo de Ministros del pasado año, aunque quedó descafeinado.

En la actualidad, y en principio hasta el último día del año, quienes decidan renovar un coche con más de 10 años de antigüedad se puede acoger a una ayuda indirecta -esto es, no la cobra directamente el beneficiado- de 480,8 euros vía deducción en el Impuesto de Matriculación.

  • 1