Cofradías

Las cabañuelas predicen lluvia para Semana Santa

2011 será un año «rico en agua», pero menos que 2010

el 04 sep 2010 / 17:12 h.

Un nazareno del Polígono sobre un charco de agua.

Los cofrades ya deben estar con el miedo metido en el cuerpo. Las cabañuelas de agosto, método centenario y tradicional de pronosticar el tiempo basado en la observación de la naturaleza, predicen que las fiestas primaverales de 2011 vendrán pasadas por agua. Así, según el pronóstico de varios expertos andaluces en la materia, durante la Semana Santa, del 17 al 24 de abril, se registrarán "tormentas y lluvias generalizadas en sus primeros días, mientras que el resto de semana se verá amenazado por algún chubasco", mientras que en la Feria de Abril -que el año que viene arrancará el 2 de mayo- puede haber "alguna precipitación.


Los expertos consultados por Europa Press pronostican que 2011 será, en el conjunto de la región, un año "rico en aguas", aunque con "bastante" menor cantidad que en 2010, y además se registrarán "muchas" olas de calor centradas en el mes de agosto.


Así, los meses de enero y febrero de 2011 serán "muy fríos con bastantes heladas y nieblas matinales, además de alguna precipitación de copos de nieve a mediados de enero". Respecto a marzo y abril, "serán los meses con mayor cantidad de lluvia; marzo enlazará con abril con agua y nieve, aunque este temporal no afectará a la costa, donde se registrarán temperaturas primaverales".


Por otra parte, mayo y junio serán "atípicos con tormentas, lluvias y alguna granizada, pronósticos de los que se salvará la costa, donde sí habrá nublados". Mientras, "los meses de julio y agosto empezarán con nubes por las mañanas, julio será revoltoso con lluvias en el interior, pero al final de este mes comenzará el calor pegajoso que se prolongará en agosto con muchas olas de calor", si bien en la malagueña Costa del Sol habrá "lluvias fuertes" en los últimos días de agosto.


En lo que respecta a septiembre y octubre de 2011, el tiempo será "otoñal con viento, lluvias generalizadas e incluso nieve a final de octubre". Finalizará el año con un noviembre "escaso en lluvias y poco frío" y diciembre con "frío y nieve casi todo el mes, pero con nubosidad al final que salva la Navidad".


Los pronósticos meteorológicos para lo que resta del presente año auguran un mes de octubre "lluvioso, una buena temporada de esquí por la nieve que va a caer en noviembre y asentada en diciembre con el frío, así como una Navidad con cielos despejados".

  • 1