Economía

Las cajas andaluzas ganan un 24% más y se acercan a los 700 millones

Aunque el negocio tradicional evolucionó bien, el principal empuje en los resultados conjuntos de Cajasol, Unicaja, CajaSur, CajaGranada, y Provincial de Jaén hasta septiembre fue clave la venta de participadas en un momento en que se están saneando sus grupos empresariales.

el 14 sep 2009 / 20:50 h.

Aunque el negocio tradicional evolucionó bien, el principal empuje en los resultados conjuntos de Cajasol, Unicaja, CajaSur, CajaGranada, y Provincial de Jaén hasta septiembre fue clave la venta de participadas en un momento en que se están saneando sus grupos empresariales y soltando lastre en el ladrillo.

Las cinco cajas de ahorros andaluzas registraron un beneficio neto consolidado de 691,34 millones de euros en el conjunto de los nueve primeros meses del año, tras crecer un 23,92% sobre idéntico periodo de 2006. Ese porcentaje fue superior a la media del sector español, que fue del 21,9% y destacaron, en términos relativos, los espectaculares incrementos de las entidades granadina y jiennense.

Aunque ya olvidadas el ritmo cercano al 30% que, en ejercicios pasados registraban los créditos, el 15,47% marcado hasta septiembre, hasta los 70.787,82 millones de euros, es aún elevado si se tiene en cuenta el contexto de desaceleración en la economía en general y, más concretamente, en la actividad inmobiliaria y en la concesión de hipotecas.

Mientras, los depósitos de los clientes -en cuya captación se centra ahora la estrategia financiera- se apuntaron un 13,15% de alza interanual, para así quedar en los 65.204,07 millones de euros, según se desprende al cotejar los balances de la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA).

Estas cuentas, sin embargo, tienen un matiz. La comparación de los datos correspondientes a Cajasol se realiza respecto a la suma de los arrojados, por separado, por El Monte y San Fernando -ahora fusionadas-. Por tanto, las cifras son una aproximación, no plenamente exactas.

¿Qué claves han tenido estos nueve primeros meses de 2007? El margen de intermediación de las cajas, que mide la actividad típica de captar y prestar dinero, saldó el periodo con un crecimiento del 15,34%. Si a ese indicador se suman las comisiones y los resultados por operaciones financieras, se extrae el margen ordinario, que aumentó un 11,56%. El margen de explotación, que resta al anterior los gastos inherentes a la actividad -los más importantes, los de personal y administrativos-, se elevó casi un 12%. Y por último, el beneficio antes de impuestos (bruto) subió un 25,24%, y tras pagar a Hacienda quedó el citado resultado neto consolidado (esto es, tiene en cuenta todo el grupo, caja y participadas) 691,34 millones de euros, un 21,9% más respecto a los tres primeros trimestres de 2006.

¿Qué traducción tienen estos porcentajes? Que el negocio tradicional y la contención de los costes han jugado un papel clave en los beneficios de las cajas andaluzas, pero también la venta de participadas -en donde ha destacado sobre todo Unicaja-, tal y como se revela en ese 25,24% en que subió el beneficio bruto.

No en vano, la entidad presidida por Braulio Medel registró ganancias extraordinarias de 104,35 millones de euros, de los que 37,2 millones procedieron de las venta de participaciones en empresas y en la bolsa. No menos activa fue Cajasol, que contabilizó 26,5 millones extras, de los que 19,5 millones habría que asignarlos a su actual política de saneamiento del grupo de empresas.

Mientras, la cartera empresarial de las cinco cajas, en un ejercicio en el que la bolsa ha batido récords pero también marcado por su necesidad de irse desprendiendo de la presencia en inmobiliarias, se ha incrementado un 22,48%, con 4.901,68 millones de euros. En dinero: 900 millones más en tan sólo un año.

Como en años anteriores hubo prudencia y las cajas decidieron dotarse de recursos frente a posibles riesgos (léase, insolvencias), la partida destinada este año a tal fin se ha reducido a poco más de 75 millones de euros, frente a los casi 112 millones del mismo periodo de 2006. Parapetadas, pues, ante el incremento de la morosidad, que sube pero no preocupa.

  • 1