sábado, 23 febrero 2019
12:16
, última actualización
Economía

Las cajas andaluzas pierden en un año 2.450 millones en depósitos

Más de la mitad de los números rojos corresponde a Cajasur. El crédito también desciende en el primer trimestre

el 17 jun 2010 / 20:21 h.

En la imagen, oficinas de Cajasur y Unicaja en la capital malagueña.

116,05 millones de euros. Son las pérdidas que registró Cajasur, entidad intervenida por el Banco de España, en el primer trimestre del año, y que desvirtuaron el cálculo del resultado neto del conjunto de las cajas andaluzas. En ese periodo, y en comparación interanual, Unicaja ganó 64,26 millones (el -38,49%), Cajasol, 22,94 millones (-33,26%), Caja de Jaén, 0,31 millones (-62,21%) y, por último, Caja Granada, 22,76 millones, siendo la única que aumentó su beneficio neto consolidado (10,44%).

Al igual que desde que arrancara la ya larga crisis económica, los dos principales lastres para las cuentas de las cajas fueron la morosidad del crédito (impagos) y el deterioro de activos -en especial, los relacionados con el ladrillo-, y ambos obligaron a aumentar las dotaciones (reservas) para afrontar los riesgos. En concreto, se comieron 238,48 millones de euros de las cinco entidades -aún no se había fusionado Unicaja y Caja de Jaén ni Cajasur había sido intervenida-, absorbiendo sólo la cordobesa más de la mitad de ese importe (133,87 millones).

Tal esfuerzo eliminó el efecto beneficioso de la reducción de los costes de personal y administrativos, y aquí encontramos los cierres de oficinas y el ajuste de plantillas -vía prejubilaciones- con la finalidad de ganar productividad y eficiencia. En este capítulo destacaron Cajasol (con recortes del 1,05% y 7,29%, respectivamente), Cajasur (4,51% y 5,67%) y Caja de Jaén (8,73% y 0,23%), frente a las subidas en Unicaja (1,51% y 1,66%) y Caja Granada (3,18% y 3,93%). El ahorro en estos tiempos de crisis es vital para que cuadren los números.

El negocio no marchó bien, de forma que en todas las entidades el margen bruto (el que procede de la actividad típica bancaria) se resintió, con caídas del -19,29% en Cajasur, -17,74% en Caja Granada, el -15,14% en la caja jiennense, un -11,33% en Unicaja y un -8,8% en la sevillana.

Los balances revelan, a su vez, un descenso en el volumen de negocio. Así, la cartera crediticia se situó en 21.432,05 millones para las cinco cajas, un 5,85% menos, siendo los porcentajes de más envergadura para Cajasur (-8,93%) y Caja Granada (-7,43%). En el primer trimestre, además, afloró una pérdida de confianza por parte de los clientes, pues los depósitos retrocedieron un 3,51%, hasta quedar en 69.791,25 millones (esto es, 2.451,6 millones menos que hace un año).

De semejante huida en los depósitos, 1.230,58 millones se fueron de Cajasur, 844,51 millones de Unicaja y 289,25 millones de Caja Granada, mientras que las menos afectadas fueron la caja jiennense (con 40,7 millones menos) y Cajasol (46,53 millones). ¿Motivos? Los que sean no cuadran con los mayores niveles de ahorro de las familias. Habría que buscarlos en la guerra bancaria por captar recursos y en la mala salud de la entidad cordobesa.

Por su parte, el descenso de la cartera crediticia está vinculado a la menor actividad empresarial y las exigencias adicionales a la hora de analizar a quién se presta.
recursos propios.

El batacazo lo sufrió también la cordobesa en los fondos propios -se miran cada vez más para calibrar el estado de una entidad-, al caer un 85,43%. Y en el resto de cajas, en cambio, crecieron.

La cartera empresarial (firmas del grupo y participaciones en la bolsa) se situó en 3.031,73 millones de euros en el conjunto de las cajas, un 6,6% más. Sólo aumentó en el caso de Cajasol y de Caja Granada.

Banca Cívica, a por Cajasur. Banca Cívica, entidad bancaria constituida por Caja Navarra, Caja Canarias y Caja Burgos, anunció ayer su intención de acudir a la próxima subasta para hacerse con la cordobesa Cajasur, intervenida por el Banco de España.

El grupo ya ha presentado una primera oferta y ha sido requerido para presentar una oferta vinculante en las próximas semanas. La integración de Cajasur en Banca Cívica, señala esta última entidad, resulta una "opción interesante" por la complementariedad de sus redes comerciales y el acceso a una zona geográfica en la que el grupo no tiene presencia por el momento.

BBVA, BBK, Cajasol, Unicaja, Ibercaja y el Sabadell son algunas de las restantes entidades que se han presentado a una puja que ganará aquella entidad que solicite menos ayudas al fondo de rescate FROB.

Éste ha suscrito ya una emisión de 800 millones de euros de cuotas participativas de Cajasur, destinada a reforzar su capital y asegurar su solvencia tras la intervención de la entidad.

Las pérdidas de la caja cordobesa en el primer trimestre (116,05 millones de euros sólo fueron superadas por los 202,7 millones de Caja Castilla-La Mancha (CCM).

  • 1