miércoles, 20 febrero 2019
23:03
, última actualización
Economía

Las cajas apuran las uniones para no perder las ayudas

Mañana termina el plazo dado por el Banco de España para solicitar dinero al FROB.

el 13 jun 2010 / 19:59 h.

El proceso de reordenación del sector de cajas de ahorros, que reducirá a menos de la mitad el número de entidades, afronta una semana clave, ya que mañana concluye el plazo dado por el Banco de España para solicitar ayudas públicas al Fondo de Reordenación Ordenada Bancaria (FROB).

Hoy los consejos de administración de Caja Madrid, Bancaja y otras cinco entidades tienen previsto aprobar las condiciones del proyecto de fusión fría o virtual del que nacerá la mayor caja de España, por delante de La Caixa.

La reordenación del mapa de cajas, una de las exigencias que las instituciones internacionales han planteado con más insistencia para reactivar el crédito en España, se ha acelerado en las últimas semanas, aunque todavía faltan piezas por colocar.

Caja Madrid y Bancaja tienen previsto reunir hoy a sus consejos de administración para que aprueben el protocolo del Sistema Institucional de Protección (SIP) que constituirán con Caja Insular de Canarias, Caixa Laietana, Caja Segovia, Caja Ávila y Caja Rioja. Por su parte, el consejo de administración del Banco de Valencia, participado por Bancaja, respaldó el viernes su incorporación a este SIP.

Se trata de un mecanismo que les permitirá compartir riesgos y solvencia, pero mantener sus marcas, y se ha mostrado la opción preferida por las cajas para abordar la reestructuración del sector.

Una vez aprobado el protocolo, está previsto que Caja Madrid y Bancaja presenten su petición de ayudas públicas, cifradas en 4.465 millones. Aunque la fecha tope fijada por la Comisión Europea es el 30 de junio, el Banco de España quiere que las peticiones se presenten antes del martes.

En medio de este proceso, la Junta de Castilla y León ha planteado una opción distinta para las cajas de Ávila y Segovia. El consejero de Economía, Tomás Villanueva, propuso el pasado viernes que estas dos entidades se fusionen primero con Caja Duero y Caja España, también en proceso de integración, y que posteriormente el grupo resultante entre en el SIP de Caja Madrid y Bancaja.

Los integrantes de este proyecto no son los únicos que ultiman los preparativos para solicitar ayudas públicas. Así, los consejos de administración de Caja Mediterráneo (CAM), Cajastur, Caja Cantabria y Caja Extremadura se reunirán también hoy para aprobar la petición que cursarán al FROB. Según fuentes financieras, este grupo solicitará 1.493 millones.

LA OPCIÓN MÁS USADA. Hay otras dos operaciones que han utilizado la fórmula de fusión fría: el que forman Sa Nostra, Penedés, Caja Murcia y Caja Granada, y el integrado por Caja Canarias, Navarra y Burgos, bautizado como Banca Cívica.

En Cataluña, La Caixa absorberá a Caixa Girona, y se han producido dos operaciones de fusión: por un lado Caixa Catalunya, Manresa y Tarragona, y por otro, Manlleu, Sabadell y Terrasa.Integraciones regionales se han registrado también en Andalucía (Unicaja y Caja Jaén) y en Castilla y León (Caja Duero y Caja España).La última pareja es la que forman Cajasol y Caja Guadalajara.

Después de los últimos acuerdos, sólo nueve entidades siguen en solitario: Ibercaja, Caja Badajoz, BBK, Caja Círculo de Burgos, Caixa Ontinyent, Caixa Pollensa, Kutxa, Caja Vital y Caja Inmaculada de Aragón (CAI).

En el camino han quedado Caja Castilla-La Mancha (CCM) y Cajasur, intervenidas por el Banco de España. La primera fue adquirida por Cajastur y la segunda será subastada. De las 45 entidades operativas antes de la crisis quedarán como máximo 20.

  • 1