Economía

Las cajas de ahorros andaluzas congelan la concesión de créditos

Las cajas andaluzas soportaron mejor la crisis económica durante el primer trimestre del año que la media del sector. En ese periodo, en el que ganaron 162,28 millones de euros, destacó la congelación de su cartera crediticia, mientras que lograron captar más recursos de clientes (depósitos).

el 16 sep 2009 / 04:19 h.

Las cajas andaluzas soportaron mejor la crisis económica durante el primer trimestre del año que la media del sector. En ese periodo, en el que ganaron 162,28 millones de euros, destacó la congelación de su cartera crediticia, mientras que lograron captar más recursos de clientes (depósitos).

El beneficio conjunto de las cinco cajas de ahorros andaluzas -Cajasol, Cajasur, Unicaja, Caja Jaén y Caja Granada- se situó en el primer trimestre de este año en 162,28 millones de euros, tras contabilizar una caída del 16,31% con respecto al mismo periodo de 2008. Fueron las entidades cordobesa y sevillana, y en menor medida, por su escasa dimensión, la jiennense, las que tiraron a la baja de las ganancias, mientras que la granadina y la malagueña se apuntaron crecimientos.

Los datos fueron proporcionados ayer por la patronal española del sector, la CECA, que se ha visto obligada a revisar su balance trimestral después de que afloraran las pérdidas en CCM (Caja Castilla-La Mancha). Y después de este ajuste, el resultado neto agregado de todas las cajas se redujo un 25%, de ahí que las cinco andaluzas, tomadas en conjunto, revelaran mejor evolución que las nacionales. Individualmente, las cosas son distintas, y resaltaron los recortes en Cajasur y Cajasol.

Al analizar las cuentas, destaca la mella que hizo el incremento de la morosidad, pues las cinco entidades que tienen sede social en Andalucía se apuntaron 241,55 millones como pérdida por deterioro de activos financieros, de los que 231,58 millones correspondieron a las inversiones crediticias, esto es, préstamos que o bien se computan ya como incobrables, o bien son de dudosa recuperación.

El negocio (suma de créditos y depósitos) no se comportó precisamente bien. Los balances de las cinco cajas muestran que el grifo de la financiación está cerrado o no existe demanda de ésta. Así, la cartera crediticia, o volumen de préstamos otorgados, se estancó en los 72.286 millones de euros. En todas cayó -ver el cuadro anexo-, salvo en Unicaja.

En unos momentos en que la captación de clientes es clave para garantizarse la liquidez, las cinco entidades andaluzas engordaron un 2,32% el volumen de depósitos, hasta los 69.791,25 millones. Si se compara con el crediticio, hay más dinero prestado del que consiguen captar.

El volumen de negocio, por su parte, apenas aumentó un 0,61%, hasta los 141.203,92 millones de euros.

Hasta ahora, todos los cálculos se han confeccionado sobre idéntico periodo de 2008. No obstante, cabe incorporar el análisis con respecto al trimestre precedente para evaluar cómo ha marchado el negocio. Y de este cotejo se concluye que, efectivamente, la cartera de créditos se estancó, mientras que la de los depósitos se acrecentó apenas el 0,16%, equivalente a 115 millones, que salvaron Cajasol y Caja Granada, siendo leves los retrocesos en el resto (el mayor, el de Cajasur, el 1,64%, con 232,64 millones menos).

La cartera empresarial (participadas) de las entidades también se redujo, sobre todo como consecuencia de la venta de acciones -y aquí pesa mucho las de Unicaja en Vodafone e Iberdrola- y debido a la caída de la bolsa.

  • 1