sábado, 23 febrero 2019
12:27
, última actualización
Economía

Las cámaras andaluzas alertan de la "alta" morosidad pública

Antonio Ponce es reelegido presidente del organismo en la región

el 14 jun 2010 / 19:12 h.

Francisco y Santiago Herrero, Luciano Alonso, Juan José López Garzón, Antonio Ponce y Ramón Contreras, junto a miembros de las distintas Cámaras andaluzas y de la Administración regional.

Los máximos mandatarios de las Cámaras de Comercio de la comunidad se dieron ayer cita en Sevilla para respaldar la reelección de Antonio Ponce al frente del Consejo Andaluz de estas instituciones, después de nueve años en el cargo. En el discurso de su toma de posesión, Ponce denunció la "falta de competitividad" que viven las empresas de la región y la "alta" morosidad de las administraciones públicas con respecto a las pymes, "lo que ha hecho que desaparezcan muchas de ellas, con la consiguiente pérdida en tejido productivo y el incremento en la destrucción de puestos de trabajo". En este punto, ofreció un dato: los ayuntamientos andaluces deben a las pymes 2.350 millones.

Además, apuntó al cierre del grifo por parte de las entidades financieras como otro de los asuntos que frenan la capacidad competitiva de las empresas y la posibilidad de que los emprendedores salgan de la situación de crisis actual. "Si se sigue negando el crédito y las administraciones continúan sin pagar, el esfuerzo de los empresarios será baldío, y veremos caer aún muchos más negocios en los próximos meses, al mismo ritmo diabólico que ahora sufrimos", añadió el presidente del Consejo Andaluz de Cámaras de Comercio.

Éstas no fueron las únicas peticiones del representante de las Cámaras. Además, subrayó la necesidad de terminar con "las trabas administrativas y los costes burocráticos" a las que se enfrentan las empresas hoy día para constituirse.

En cualquier caso, en su discurso también hizo referencia a los asuntos a los que el organismo que dirige se enfrenta en los próximos años. En este sentido, señaló a la internacionalización de las empresas como una de las medidas más importantes para seguir con la actividad. "Es la salida más viable para equilibrar la falta de consumo interno", dijo. A ello sumó la importancia de potenciar el sector turístico, punta de lanza de la economía andaluza, porque "sigue siendo un eje vital" de la misma, y destacó el papel de la Consejería en su potenciación.

Nueva constitución. La composición del nuevo comité ejecutivo del Consejo Andaluz de Cámaras estará conformado, además de por su presidente, Antonio Ponce, por el vicepresidente Jerónimo Pérez Casero -presidente de la institución cameral en Málaga-, por el tesorero Jesús Medina Cachero -mandatario de la Cámara de Jerez de la Frontera-, y por los vocales Ángel Juan Pascual (de la Cámara de Cádiz) y Diego Martínez Caro (máximo responsable de la Cámara de Almería).

Asimismo, dentro del comité ejecutivo estarán cuatro vocales colaboradores -"empresarios, no presidente de Cámaras, que son de reconocido prestigio", según la institución cameral-. Esta función la cumplirán Ramón Contreras, Javier Sánchez-Ramade, Antonio Carrillo Alcalá y José Antonio Flores Rubio.

Alonso reivindica una mayor presencia femenina 

En el acto participó también el consejero de Turismo, Comercio y Deporte, Luciano Alonso, -y de cuya cartera depende el Consejo Andaluz de Cámaras de Comercio- y en su discurso reivindicó más participación femenina en las votaciones y en las candidaturas de los procesos electorales de estas instituciones. "No es un imperativo legal, pero al menos hay que intentarlo", apuntó. Otra de las críticas que hizo el consejero de Turismo, aunque "constructiva", según sus propias palabras, fue la baja participación en el proceso electoral, "menor de la deseada". En cualquier caso, valoró la transparencia con la que se ha desarrollado el proceso electoral en las Cámaras de Comercio, que arrancó el pasado octubre. Además, destacó la importancia de que la relación de las Cámaras y la Junta se estreche para mejorar la productividad y desarrollar la innovación en momentos difíciles como los actuales. 

  • 1