jueves, 21 febrero 2019
09:21
, última actualización
Local

Las cámaras demuestran que el agresor del Gran Poder estuvo allí un día antes

el 25 jun 2010 / 19:03 h.

TAGS:

Poco a poco comienzan a trascender más datos sobre la agresión que sufrió la imagen del Señor del Gran Poder el pasado domingo. Las grabaciones registradas en las cámaras de seguridad distribuidas por la Basílica de San Lorenzo han demostrado que Luis Carbajosa, el funcionarios de prisiones de 37 años que atentó contra la imagen, ya estuvo en el templo el día anterior "inspeccionando el terreno y preparando su asalto".

Estas grabaciones, que ya se encuentran en poder de la Policía, certifican que el agresor, que al igual que el pasado domingo también aparece en las imágenes registradas el sábado por la tarde cargado de un macuto, "estuvo estudiando un rato el camarín" del Señor.

Sobre el ataque, el hermano mayor del Gran Poder, Enrique Esquivias, precisó ayer a los periodistas que aunque la hermandad no renunciará a la posibilidad legal de solicitar una compensación económica por la agresión, esta cuestión es "muy secundaria y sin ningún tipo de matiz". Asimismo, señaló que aún no hay tasación de los daños, para la que fundamentalmente se espera el informe del restaurador Luis Alvarez Duarte.

Esquivias aseguró que el de ayer fue "un día importante" para todos los sevillanos, después de las jornadas "tristes, difíciles y raras" que han vivido, por lo que desde la hermandad han querido que en su vuelta a la basílica del Señor de Sevilla se comprobara lo que representa para "miles y miles de sevillanos" el Gran Poder. "Ése es el verdadero valor del Señor del Gran Poder", insistió. Por ello y por ellos, los sevillanos, señaló que desde la hermandad querían "que tuvieran la oportunidad de demostrarles su cariño".
A Álvarez Duarte lo calificó de "médico de cabecera" que ha hecho un "trabajo extraordinario", a pesar de que "los daños no tenían una consideración especial, sólo una cierta dificultad". Al hilo dijo que tras confirmar Duarte que no había "daños internos graves" desde un primer momento se constató que "en dos o tres días" estaría de vuelta en su basílica.

  • 1