Las caracolas se eternizan en el colegio Al-Andalus de Utrera

La llegada de una nueva aula prefabricada en la parcela del futuro centro retrasa otro curso más su construcción

el 17 ago 2014 / 14:21 h.

Los padres han colocado pancartas de protesta junto a las polémicas caracolas o aulas prefabricadas. Foto: S. Criado Los padres han colocado pancartas de protesta junto a las polémicas caracolas o aulas prefabricadas. Foto: S. Criado Tras un nuevo año de espera y de clases en el interior de caracolas, el próximo curso se complicará aún más la situación. Y es que está previsto que llegue otra aula prefabricada más a la parcela que acogerá el futuro colegio que se situará en la barriada utrerana de La Mulata. Dos nuevas clases se incorporarán a las seis que ya existen –de las tres caracolas que comenzaron a funcionar el pasado curso-, y que vendrán a asumir parte del número de alumnos que tiene el colegio público Al-Andalus, del que dependen administrativamente estas instalaciones, aunque estén situados ambos núcleos educativos a cierta distancia, en barrios diferentes de la ciudad. En concreto, esa aula portátil que se instalará ocupará el espacio que actualmente tiene el arenero. Sin embargo, «todavía no se ha hecho nada y no se sabe cuándo se va a plantear la realización de los trabajos de infraestructura que requiere la instalación de esta caracola, como puedan ser los suministros de luz y de agua, por ejemplo», comentó la edil de Educación, Paqui Fuentes (PP). Así las cosas, la munícipe afirmó desconocer para cuándo podrá estar lista la obra que se requiere, teniendo en cuenta además que la parcela en cuestión está situada junto al recinto ferial, lo que impide el acceso de camiones y materiales a la zona durante los días en que se celebra la Feria de Consolación, en las primeras semanas de septiembre. En cuanto al futuro centro educativo que deberá ocupar esos terrenos, la responsable municipal de Educación afirmó que, según el jefe de Servicio de Planificación y Coordinación de la delegación provincial de Educación, Utrera no tendrá problemas de plazas escolares hasta el curso 2016-2017. De igual modo, «desde la delegación hablan de que la construcción del nuevo colegio no se producirá hasta el año 2020». Estas afirmaciones contradicen el anuncio que, el pasado mes de marzo, hizo el diputado provincial y portavoz del PSOE de Utrera, José María Villalobos, quien aseguró que la Diputación de Sevilla se encargará de redactar el proyecto del nuevo colegio y que el edificio estaría funcionando en el curso académico 2016-2017. En este sentido, los socialistas han acusado a Fuentes de «generar polémica y preocupación» en la comunidad educativa del colegio Al-Andalus», pese a que «sabía que todos los interesados ya habían sido informados a principios de año de tal medida». A juicio de esta formación política, se trata de «un intento de desprestigiar a la educación pública a favor de educación privada». Además, el PSOE ha vuelto a reiterar el curso 2016-2017 como el año en que el nuevo centro estará listo, por lo que «José María Villalobos está removiendo cielo y tierra en su condición de diputado provincial, para conseguir tal objetivo». La instalación de las caracolas en la parcela del futuro colegio no ha estado exenta de polémica desde el comienzo. Además de los importantes retrasos en la colocación de estas aulas prefabricadas, que obligaron a posponer el comienzo del curso escolar para el centenar de niños de Educación Infantil que estaban escolarizados allí, los padres denunciaron numerosas incidencias, desperfectos y problemas que presentaban dichas instalaciones. A ello se unieron diversas protestas de los afectados a las puertas del recinto, así como la creación de una plataforma integrada por las Familias Afectadas por la Falta de Plazas Escolares en Utrera (Fafpe).

  • 1