Las Carmelitas de Utrera comercializarán sus dulces para arreglar su iglesia

Las carmelitas de Utrera no cesan de idear proyectos con el único fin de recaudar fondos que destinar al arreglo de la iglesia de la Purísima Concepción, integrada en su convento y que se cae a pedazos. La última es la obtención del carné de manipuladoras para poder manejar alimentos, lo que les permitirá comercializar sus dulces a una escala mayor de lo que ya lo hacen, según explicaron.

el 04 may 2010 / 16:44 h.

La madre María del Carmen, priora del convento, explicó: "Solamente vendemos nuestros productos a las personas que se acercan por aquí y cuando también llevamos los dulces a alguna feria de muestras". Sin embargo, a partir de ahora podrán "hacer mayor cantidad" y también tendrán la oportunidad de atender las peticiones de tiendas o supermercados que, por ejemplo, les soliciten tener los productos para poder venderlos. De igual modo, en ferias de muestras como la que cada año se organiza en Sevilla, en torno al 8 de diciembre, donde participan numerosos conventos, también podrán estar presentes ahora, algo que antes no podían hacer por no tener el carné de manipuladoras.


En total, una decena de religiosas, "las más jóvenes de la congregación", han realizado este curso, estando "a la espera de recibir la autorización definitiva" para hacer posible que bizcochos, magdalenas y tortas de distintos sabores, entre otros productos, estén al alcance del gran público. "Y es que el mal estado en que se encuentra el artesonado de la iglesia nos ha terminado de animar a obtener este carné de manipuladoras, ya que todo el dinero que recaudamos va destinado a su rehabilitación", expuso.

La iglesia, declarada Bien de Interés Cultural (BIC), data del siglo XVI y cuenta con el que está considerado uno de los mejores artesonados que existen, según los grandes especialistas de historia del arte en restauración. El templo tuvo que ser cerrado en junio de 2009 debido a los posibles desprendimientos que pueden producirse en el artesonado, como consecuencia del grave estado que presenta.

  • 1