Local

Las cenizas de otro volcán islandés amenazan el cielo europeo

El espacio aéreo de Islandia está cerrado por la nube, que alcanza los 15 kilómetros de altura.

el 22 may 2011 / 11:08 h.

TAGS:

La nube de ceniza del volcán islandés Grímsvötn alcanza los 15 kilómetros de altura.

El caos aéreo que se vivió el año pasado en Europa por la nube de cenizas provocada por la erupción del volcán islandés Eyjafjalla puede volverse a repetir por la erupción de otro volcán también islandés, el Grímsvötn , el más activo del país y que entró el sábado en actividad.

Sus cenizas podrían llegar al oeste de Francia o al norte de España el jueves o el viernes de continuar la intensa erupción desencadenada el sábado, según informaron las autoridades meteorológicas.

La Agencia Europea para la Seguridad en la Navegación Aérea (Eurocontrol) confirmó el cierre temporal del espacio aéreo de Islandia y por consiguiente se cancelaron todos los vuelos en el aeropuerto internacional de Keflavik, el más importante del país, como medida de precaución tras la erupción del volcán.

El masivo glaciar, que se encuentra en el sureste de Islandia, está expulsando columnas de humo blanco que ahora ya superan los 15 kilómetros de altura. Sin embargo, el geólogo Hjorleifur Sveinbjornsson considera que no tendrá el impacto de la registrada el año pasado. "Es posible que sea una gran erupción, pero es muy poco probable que se parezca a lo sucedido el año pasado con el Eyjafjalla ", estimó.

De hecho, la organización europea para el control del tráfico aéreo, Eurocontrol, no espera que la erupción del volcán islandés Grímsvötn afecte al desarrollo de vuelos europeos y transatlánticos durante las próximas 24 horas.

España, Reino Unido y Francia -agrupados en Eurocontrol-, ante el riesgo de que haya problemas en el espacio aéreo, participaron ayer en una teleconferencia para establecer un seguimiento de la erupción del volcán Grimsvöth, a pesar de que recordaron que por el momento que hay "normalidad" en el espacio aéreo.

Seguimiento. Así, al término de la reunión, los tres países participantes constataron que la nube de cenizas provocada por la erupción del volcán no afecta al tráfico aéreo europeo "ni lo hará, al menos, en las próximas 24 horas", excepto en el espacio aéreo islandés.

No obstante, Eurocontrol mantendrá un estrecho seguimiento de la evolución de las cenizas, a partir de las informaciones proporcionadas por el Instituto de vulcanología y la Oficina de meteorología británicas, y volverá a celebrar hoy una nueva teleconferencia, en la que al igual que hoy participarán representantes de la Dirección General de Aviación Civil, de la Agencia Española de Seguridad Aérea y de la Dirección de Navegación Aérea Aena.

Estos contactos para realizar un seguimiento a la evolución de las cenizas que emite el volcán Grímsvötn tiene como finalidad poder actuar a tiempo ante el temor de que se repita lo ocurrido el año pasado, cuando la nube de cenizas del Eyjafjalla obligó a cerrar el espacio aéreo de casi todo el continente ante el peligro que suponía para los aviones. Entre grandes protestas por parte de las aerolíneas, que acusaron a las autoridades de ser demasiado restrictivas.

El vicepresidente de la Comisión y Responsable de Transportes, Siim Kallas, cifró entonces entre 1.500 y 2.500 millones de euros las pérdidas sufridas por compañías aéreas, aeropuertos, empresas de gestión de equipajes y touroperadores por el cierre del espacio aéreo europeo provocado por la nube de cenizas volcánicas procedente del volcán islandés Eyjafjalla.

La crisis obligó a cancelar más de 100.00 vuelos y dejó en tierra a más de 10 millones de pasajeros, según los datos de Bruselas. Ante la grave incidencia de hace un año, la Comisión acordó crear un grupo de expertos encargado de elaborar una nueva metodología para evaluar los riesgos provocados por las nubes de ceniza volcánica.

Además, el comisario de Transportes insistió en su llamamiento a los 27 para acelerar la creación de un cielo único europeo, bloqueado desde que Bruselas presentó sus propuestas en 2008. Así, en diciembre del año pasado Alemania, Francia, Bélgica, Países Bajos y Luxemburgo, además de Suiza, firmaron un acuerdo para crear el Bloque Aéreo Operativo común de Europa central. Se trata del tercer bloque aéreo común que se crea, después de los establecidos conjuntamente por Reino Unido e Irlanda y, por su parte, Dinamarca y Suecia.


  • 1