martes, 11 diciembre 2018
15:07
, última actualización

Las cifras del "castigo" de Rajoy a Andalucía

La Junta denuncia un recorte de 606 millones menos por parte del Gobierno central para elaborar el presupuesto de 2015.

el 18 sep 2014 / 23:25 h.

EL PLAN CONTRA EL FRAUDE FISCAL PERMITE QUE AFLOREN 277 MILLONES DESDE 2012Hace tres años, la Junta recortó 2.500 millones del presupuesto regional como consecuencia de un estricto plan de ajuste para reducir el gasto público y amortiguar el efecto de una crisis que había dejado a Andalucía sin posibilidad de acceder al crédito bancario para financiarse. Un año después, en paralelo a las políticas de recortes y consolidación fiscal del Gobierno de Rajoy, la Junta volvió a aminorar su presupuesto en otros 1.200 millones (la Junta amortiguó el recorte en 700 millones gracias a fondos propios). El año que viene, la consejera de Hacienda, María Jesús Montero, cuenta con 606 millones menos de lo previsto, y acusa duramente al Ejecutivo central de haber condenado a Andalucía a ser la única comunidad con una liquidación negativa «voluminosa» correspondiente a los Presupuestos de 2013, que le obligará a devolver al Estado 426 millones, mientras otras comunidades sí se beneficiarán del reparto de fondos de convergencia: a Valencia le sale un saldo positivo de 588 millones, a Baleares 518 millones, a Cataluña 163 millones y a Madrid 133 millones. Los gobiernos de estas autonomías, sobre todo el de Madrid, se han quejado abiertamente del modelo de financiación y han reclamado a Rajoy que lo cambie, pero según la Junta, esa demanda se evaporó en el último Consejo de Política Fiscal y Financiera, del pasado verano, cuando conocieron que "el Estado iba a beneficiarles con más fondos de convergencia". Andalucía no es la única que tiene que devolver (otras siete también lo harán), pero sí es la que soportará la cifra más abultada, por eso la presidenta Díaz denunció antes de ayer y ayer el «atropello» que Rajoy está cometiendo con esta región por la «mala aplicación del modelo de financiación autonómica», y por eso la Junta ya ha anunciado que recurrirá este reparto de fondos cuando la liquidación anunciada (aún provisional) sea definitiva, en julio de 2015. La explicación de por qué el Ejecutivo andaluz cree que el Gobierno central aplica mal el modelo de financiación autonómica para "castigar" a esta comunidad en favor de otras es compleja. Andalucía, al ser una región con un nivel de renta en la franja baja del país, es de las que más fondos de cooperación percibe por parte del Estado. La Junta denuncia que Rajoy aporta menos fondos de competitividad de los que le corresponden, porque hace el cálculo después de haber destinado a Andalucía el dinero de cooperación, que previamente ha elevado las cifras de ingresos de la comunidad autónoma. Ahí reside el error, según Montero. Si el Gobierno central usara las mismas cifras de partida para calcular cuánto le corresponde a Andalucía del fondo de cooperación y del fondo de competitividad (basada en la renta per capita y la población), entonces el resultado sería mayor y más beneficioso para esta región. La Junta ha recurrido en los tribunales el reparto de fondos de convergencia hasta en tres ocasiones, desde 2009. El Ejecutivo andaluz ha pedido convocar la comisión bilateral mixta para abordar este asunto con el Gobierno central, algo que ya hizo personalmente la consejera de Hacienda, el viernes pasado, en una charla informal con el secretario de Estado de Hacienda, Antonio Beteta, durante el traspaso a Andalucía de las competencias sobre el Hospital San Carlos de San Fernando. Pese a todo, Montero mantiene el compromiso de devolver la paga extra a los funcionarios y reponer el 100% de la jornada laboral y el salario de los sanitarios eventuales, medidas que costarán unos 400 millones de euros. El PP contabiliza en mil millones el dinero que Rajoy ha entregado a Andalucía procedente del Fondo de Liquidación Autonómica (FLA). Cifras encontradas. El Ministerio de Hacienda sostiene que Andalucía obtendrá 502,25 millones de euros del Gobierno, 295 del FLA y 342,25 por las devoluciones de las liquidaciones negativas (a esto habría que reducir 135 millones de la reducción de las entregas a cuenta, que decrecerá un 4,74%). La Junta, en cambio, estima una bajada del 3,7% en las transferencias del Estado por el recorte de las entregas a cuenta (el dinero que le corresponde por la recaudación de impuestos en la comunidad) y por el límite del déficit, que será del 0,7% en 2015. Montero eleva la caída de ingresos por parte del Gobierno hasta los 214 millones, porque incluye los otros 79 que el Gobierno «ha quitado del presupuesto de este año», correspondiente a la liquidación final del ejercicio 2012. En conjunto, Andalucía dejará de percibir 606 millones, 392,3 millones porque se agudiza el límite del déficit en 2015 (0,7% del PIB) y otros 214 por la caída de ingresos. Además la consejera acusa al ministro Cristóbal Montoro de haber hecho «trampas» en el cálculo, al no computar el dinero de la liquidación negativa de ejercicios anteriores: 426 millones que se retrotraen de las arcas andaluzas por la liquidación negativa de 2013. La Junta ha solicitado al Ministerio que autorice el pago aplazado a 20 años de este dinero, y que no compute como deuda (esto ya lo hizo el Gobierno de Zapatero respecto a la liquidación de los ejercicios 2008 y 2009).

  • 1