Local

Las claves del pase a semifinales

España eliminó a Francia y se enfrenta el miércoles a Portugal para repetir plaza en la final de la Eurocopa

el 24 jun 2012 / 13:57 h.

TAGS:

España accedió a las semifinales de la Eurocopa 2012 tras derrotar a Francia en cuartos de final (4-0), en un duelo en el que mostró su personalidad liderado por Xabi Alonso, con una solidez defensiva y personalidad competitiva desde la que se construye el éxito.

Las claves del pase a semifinales de España en la Eurocopa de Polonia y Ucrania son:

1. Seguridad defensiva: España sólo ha encajado un gol en toda la Eurocopa y fue en su estreno ante Italia. Es la selección menos goleada, a la que menos disparan a puerta y la que menos ocasiones concede a sus rivales. La seguridad defensiva está siendo una de las claves de su tranquilidad. Ante Francia manejó el duelo. Iker Casillas sólo intervino a un disparo y fue a balón parado.

2. Xabi Alonso al mando: El día que entraba en la historia como quinto futbolista español en alcanzar cien internacionalidades, realizó su partido más completo. Lideró al equipo desde el centro del campo con una exhibición física y de personalidad. Por primera vez en la Eurocopa 2012 se descolgó en ataque, pisó área rival para marcar un doblete. Rompía el partido con un testarazo y lo cerraba con un penalti. Una celebración inigualable.

3. Sergio Ramos, referencia defensiva: Llevaba años pidiendo su paso al centro de la defensa y está demostrando las razones. Su progresión le sitúa entre los mejores centrales del mundo. Un bastión. El líder de la defensa. Con personalidad para tomar el mando ante la ausencia de Carles Puyol. Rápido, agresivo, potente en el cuerpo a cuerpo, fuerte en el juego aéreo y con buena salida de balón. Anuló a su amigo Karim Benzema. Imprimió a España la raza y la fuerza para la presión sobre el rival. Garantía de éxito.

4. Laterales efectivos: Álvaro Arbeloa tenía la difícil papeleta de frenar a Frank Ribery. Comenzó tan cómodo que no cesó de incorporarse al ataque. No generó peligro y optó por centrarse en el marcaje a uno de los mejores extremos del mundo. Una lucha de la que salió vencedor. En el costado izquierdo Jordi Alba juega como si llevase toda su carrera en la selección. Se consagró ante Francia. Elige bien sus subidas y está rápido en defensa. Es el futbolista que más kilómetros hace en la selección.

5. Del Bosque, sus sistemas y variantes: Regresó a la fórmula inicial, a su idea de jugar sin delantero centro con Cesc Fábregas de 'falso nueve' demostrando personalidad ante las críticas. Cuando el partido marchaba por el camino esperado y España reculó metros para buscar el contragolpe, pasó al 'plan B', con un extremo veloz como Pedro Rodríguez y un punta, Fernando Torres. Los cambios ayudaron a sentenciar el partido.

6. Saber competir: España aprendió en la Eurocopa 2008 a manejar los momentos de incertidumbre que siempre aparecen en cada encuentro a vida o muerte. Lo que antes era una barrera de cuartos, ahora es un partido en el que exhibe su estilo de fútbol y maneja el duelo hasta llevarlo a su terreno. La 'generación de oro' del fútbol español tiene un gen ganador que nunca existió hasta su irrupción. Su ambición es inagotable y tiene un nueve reto de objetivo: la triple corona.

7. El estado físico: Se ha sostenido España con el mismo grupo de jugadores. Diez titulares fijos más Cesc o Fernando Torres. Ha provocado un desgaste que en casos como el de David Silva se percibe. Es la mayor preocupación de Del Bosque para semifinales. La frescura de un grupo de jugadores que tras una temporada repleta de tensión y partidos, no han descansado en la Eurocopa. España pasó de jugar de 10 grados de temperatura en Gdansk a 30 grados en Donetsk. La entrada de jugadores frescos como Pedro es clave. El canario respondió a la perfección y sentenció los cuartos de final.

8. Francia y su renuncia a un estilo: Los rivales de España en esta Eurocopa están cambiando su identidad para protegerse. Francia no fue menos. Laurent Blanc sentó a Nasri, renunció a un futbolista ofensivo para protegerse y apostó por el músculo con un trivote en el centro del campo. No le sirvió de nada. Sus jugadores corrieron y se desgastaron tras el balón. Desdibujó a sus jugadores y cuando recurrió al equipo ofensivo que es, ya fue tarde. Una de las favoritas al título ya está en casa.

  • 1