Cultura

Las colas ayer en los cines, ciencia ficción

Las entradas a 3,90 euros no han causado el efecto llamada que se esperaba... de momento. La poca promoción y la extensión de esta oferta hasta abril evitaron las avalanchas

el 16 ene 2014 / 00:15 h.

Bormujos 15/01/2014 una pareja compra entradas en los cines Al-ATodo hacía pensar que ayer miércoles se repetirían las escenas de la última Fiesta del Cine, cuando durante tres días se colapsaron las salas de medio país gracias a la agresiva oferta de entradas a menos de tres euros. Con la intención de reeditar esta experiencia, los cines sevillanos han decidido reducir todos los miércoles hasta abril el precio de sus pases hasta a 3,90 euros. Sin embargo en la primera jornada de rebajas no se cumplieron las expectativas. El centro comercial Nervión Plaza, con 20 salas de exhibición, había preparado un dispositivo especial, con todos los vendedores en taquilla listos para hacer frente a la avalancha. “Normalmente, un día entre semana trabajamos tres personas, pero hoy estamos los ocho porque se esperaban muchos más espectadores con la oferta de los 3,90 euros”, explicaba ayer una de las empleadas del centro comercial a este periódico. “Se ha notado que hay un poco más de gente que otros miércoles, pero ni de lejos la afluencia que se esperaba. Quizá es porque la Fiesta del Cine sólo eran tres días y ahora se tiene hasta abril”, añadía esta taquillera._De hecho, ayer para la sesión de las 20.00 horas, la más popular entre semana, no se llegó a agotar el papel para ninguna de las películas. Las más vendidas fueron Agosto, La ladrona de libros, 12 años de esclavitud y El médico. Mario y Milena, pareja de Sevilla, acudieron al cine sin conocer la oferta, ya que ellos ya se beneficiaban de otra promoción de estas salas, un bono de cinco películas a cinco euros cada una–. “Nos ha costado menos de cuatro euros hoy. No lo sabíamos, pero desde luego es una buena iniciativa. Venimos casi todas las semanas y es cierto que el precio influye incluso más que la propia película. Si el cine fuera más barato, la gente vendría a ver también cintas malas”, bromeaba Mario. María tiene 24 años y ella sí acudió ayer al cine precisamente por el descuento. “Vengo porque hoy vale 3,90 euros, desde luego. Pagar ocho o nueve euros por ver una película hoy en día es un pasote”, resumía esta joven, para quien una reducción en el coste de las entradas ayudaría a llenar con más asiduidad las salas. “Me parecen muy acertados tanto el día elegido como el precio. Yo normalmente voy al cine con mi pareja y con mi hermana, y eso son ya más de 20 euros, con las palomitas... Con esta oferta desde luego voy a cambiar el día en que suelo ir”. Esta recuperación del antiguo día del espectador ha reconciliado además a muchos con las salas de exhibición. “Llevo casi cinco años sin venir a ver una película. Escuché algo de que los miércoles los precios podían bajar y hemos venido a ver exactamente en qué consiste esto”, explicaba ayer a El Correo Mayte Astorga, mientras consultaba la cartelera junto a su pareja, Luis Miguel. “Está muy bien que empiecen a bajar precios. A ocho euros la entrada llevaba años sin venir al cine. Ahora, además, puedes ver una película estupendamente en tu salón con palomitas. Esto te anima a salir de casa, dar un paseo y a recuperar viejas costumbres, como ir de vez en cuando al cine con tu pareja”. Y frente al público, que mayoritariamente aplaude y respalda esta iniciativa –aunque ayer no la secundó masivamente–, los empresarios, que esperan que esta promoción vaya teniendo más tirón en las próximas semanas. David Camacho es el encargado de taquilla del Nervión Plaza. “La respuesta ha sido menor de la que se esperaba, pero lo cierto es que no ha habido mucha información en la ciudad. Se ha anunciado con poca antelación y la gente tenía sus planes hechos y sabe que tiene margen. El próximo miércoles esperamos que tengamos el doble de espectadores”, justificaba. A su juicio, “cuando una campaña de promoción se difunde con fuerza, el primer día es cuando más gente llega, pero cuando se hace poca difusión, suele funcionar el boca a boca y el público se va animando poco a poco”. La falta de publicidad suficiente se irá paliando con el paso de las semanas. Eso esperaban ayer también en los ambigús, aunque tampoco albergan muchas esperanzas en remontar ventas con esta oferta. “La gente que suele venir por el precio no llega dispuesta a dejarse el dinero en palomitas o chucherías”, comentaba un vendedor, que no había percibido un mayor tránsito de clientes en el día de ayer. Si usted es uno de esos que no se enteró de esta promoción, aunque le hubiera gustado acercarse el cine a este buen precio, no desespere. El próximo miércoles tendrá otra oportunidad. Y no le faltarán salas: Avenida, Alameda, Cervantes, Metromar (Mairena del Aljarafe), Nervión Plaza y Los Alcores (Alcalá de Guadaíra) secundan esta promoción. Elija y a disfrutar.

  • 1