Local

Las comunidades marcan sus posiciones

Si alguien pensaba que las competencias de Manuel Chaves como vicepresidente de Política Territorial estaban descafeinadas habrá caído esta semana en su error. Zapatero ha aprovechado el peso político del presidente de la ejecutiva federal del PSOE y máximo dirigente de la autonomía andaluza durante casi 19 años...

el 16 sep 2009 / 01:46 h.

Si alguien pensaba que las competencias de Manuel Chaves como vicepresidente de Política Territorial estaban descafeinadas habrá caído esta semana en su error. Zapatero ha aprovechado el peso político del presidente de la ejecutiva federal del PSOE y máximo dirigente de la autonomía andaluza durante casi 19 años para amarrar una de las negociaciones más complejas de las últimas décadas: la reforma del modelo de financiación de las comunidades autónomas.

Chaves arrancó el lunes su ronda de contactos con la visita de mayor alcance, la que realizó al presidente de la Generalitat, José Montilla. Con esta reunión se ponía fin a un año de distanciamientos por las diferencias de criterio sobre el dinero que le corresponde a Cataluña en el reparto de los fondos y por el mismo retraso en aprobar el modelo, que significaba incumplir la norma del Estatuto que exigía un acuerdo antes de agosto de 2008. La aportación extraordinaria de otros 8.000 millones desatasca parte de los problemas enquistados al satisfacer algunas de las reclamaciones de las solicitudes más reivindicativas.

Pero no va a impedir que se mantengan tensiones a la hora de cuadrar unas cuentas que el ex vicepresidente Solbes calificó de sudoku financiero. Montilla salió satisfecho de la reunión, pero hay que garantizar que si Cataluña recibe más dinero lo perciba en función del mismo criterio de población y peso en el conjunto de España del resto de regiones. Y aquí empiezan a ser secundarios los colores políticos.

Los gobiernos de Madrid y de Castilla y León (ambos del PP) se han mostrado muy críticos con la reunión de Chaves y Montilla, pero el de Valencia, también del PP, ha manifestado su satisfacción por el dinero que le puede llegar a la comunidad valenciana. Y, mientras, la misma Andalucía que presidía Chaves será la que le exija que se cumplan los criterios de proporcionalidad a la hora de repartir los fondos. Una prueba de la complejidad del problema al que se enfrenta el vicepresidente.

  • 1