Local

Las condenas a trabajos sociales caen un 28% por la reforma penal

El número de presos ha descendido un 7,5% por la reducción de las penas por tráfico de drogas

el 02 abr 2012 / 19:59 h.

TAGS:

Patio del centro penitenciario de Sevilla I con algunos reclusos paseando en él.

Menos condenas a trabajos en beneficio de la comunidad y menos presos en las cárceles sevillanas. La causa que se esconde tras estos dos datos es la misma, la reforma del Código Penal abordada el año pasado y que supuso un recorte en las penas por tráfico de droga y la opción de poder elegir multa o trabajo social en el caso de ser condenado por un delito contra la seguridad vial.

Estas son algunas de las conclusiones que se desgranan de la Memoria de 2011 de la Fiscalía de Vigilancia Penitenciaria de Sevilla, presentada ayer. Los datos demuestran un descenso importante, del 28%, de los mandamientos judiciales de ejecución de los trabajos en beneficio de la comunidad, lo que supone 1.009 menos que en 2010, cuando se contabilizaron 3.935 frente a los 2.926 del año pasado.

El motivo, según explicó el fiscal de Vigilancia Penitenciaria, Luis Fernández, es que los condenados por delitos contra la seguridad vial con la "reforma laboral pueden optar entre la multa o el trabajo en beneficio a la comunidad", mientras que antes los jueces tenían que condenar a estas dos opciones juntas o a prisión. De todas formas, los trabajos por condenas relacionadas con delitos de tráfico siguen siendo los más abundantes con 2.926 frente a los 347 por violencia de género.

Eso sí, el número de trabajos que realmente se han llegado a cumplir sigue siendo muy bajo, ya que en 2001 sólo se cumplieron 1.552 de los casi tres mil acordados. Y es más, el año pasado se cumplieron menos que el año anterior, cuando fueron 1.604 los ejecutados, pese a que se ha dotado de más plazas para cumplir estos trabajos, gracias a nuevos convenios con los ayuntamientos. Esto quiere decir que sólo se llegó a cumplir el 53% de estas condenas.

La reforma del Código Penal también ha provocado un descenso del número de presos en las cárceles sevillanas, ya que se han acortado las penas por tráfico de droga. De hecho, tras la reforma los jueces tuvieron que revisar muchas de las condenas por este motivo, teniendo que dejar en libertad a muchos internos que cumplían condena.

Así, de los 3.580 reos registrados en 2010, año en el que ya hubo un descenso, se ha pasado a 3.311, un 7,5% menos. Una bajada que también se ha dado a nivel nacional, donde la población reclusa ha bajado de los 73.929 presos a los 70.472 del año pasado. Los internos en Sevilla se reparten en 2.514 celdas, por lo que el porcentaje de reos por cada una de ellas es de 1,31%.

Como consecuencia de las revisiones de condenas que se han realizado, también ha aumentado el número de presos en libertad condicional, con 490 contabilizados a final de 2011, frente a los 423 del año anterior. Asimismo, a lo largo de todo el año se concedieron 29.940 permisos, siendo el índice de quebrantamiento de 1,1 por mil. Es decir, casi 30 presos incumplieron el permiso, aunque ninguno de ellos era del hospital Psiquiátrico, donde se otorgaron casi 4.300 salidas. En cuanto al perfil del preso en Sevilla sigue siendo hombre, de entre 21 y 25 años, y que cumple tres años de prisión por hurtos o tráfico de drogas.

  • 1