Local

Las conducciones de Melonares estarán listas en 2011

La presa de Melonares se va llenando gota a gota para abastecer a los habitantes del área metropolitana. Pero el gran dilema era cómo llegaría el agua del embalse a los hogares. Tras meses de retrasos en la tramitación, las obras de conducción hasta la red de Emasesa han comenzado con idea de que el servicio esté operativo a finales de 2011.

el 16 sep 2009 / 08:13 h.

TAGS:

I. A.

La presa de Melonares se va llenando gota a gota para abastecer a los habitantes del área metropolitana. Pero el gran dilema era cómo llegaría el agua del embalse a los hogares. Tras meses de retrasos en la tramitación, las obras de conducción hasta la red de Emasesa han comenzado con idea de que el servicio esté operativo a finales de 2011.

El embalse, en pleno proceso de llenado desde la pasada primavera, estará listo para funcionar en un año y convertirse así en la piedra angular para evitar que el área metropolitana sufra las temidas restricciones en tiempos de sequía. De hecho, el consejero delegado de Emasesa, Manuel Marchena, avanzó que cuando la presa esté conectada a la red garantizará agua "para los próximos diez años".

Pero para que este agua llegue a los hogares no sólo hace falta un embalse de 180 metros cúbicos, sino que esté bien conectado. Y eso es lo que ha traído de cabeza a la Consejería de Medio Ambiente, que ha reconocido retrasos en la adjudicación de las obras de estos enlaces que se iban a acometer "este mismo año".

Parece que el solo hecho de admi- tir esa tardanza ha servido para reactivar un proceso que iba camino de enconarse. El primer tramo, que consiste en la modernización de 30 kilómetros del canal del Viar para llevar el agua de Melonares al depósito de cabecera de Villaverde del Río, se adjudicó a finales de mayo. Las obras, ya iniciadas, costarán 13 millones de euros y durarán 18 meses.

Esa canalización lleva a un depósito que será capaz de almacenar hasta 12.000 metros cúbicos de agua, pero todavía no sería el punto de conexión con la red de Emasesa. Para ello, se contemplan las obras de un segundo tramo de 13 kilómetros, que "se licitará en breve", según explicó la Agencia Andaluza del Agua, que espera que su construcción arranque antes de que acabe este año. La canalización tiene previsto un caudal de 2.000 litros por segundo, si bien podrá transportar hasta 3.000 litros por segundo si fuera necesario para abastecer al área metropolitana.

La agilización de estas obras responde a una sola cuestión: a que el agua del pantano de Melonares llegue a la población de la Gran Sevilla en la segunda mitad de 2011. Una previsión que, por cierto, se espera que no esté sujeta a más inconvenientes de los sufridos hasta ahora.

Cabe recordar que la presa de Melonares siempre se ha visto envuelta en continuos traspiés que no han conseguido más que retrasar un proyecto capital para atender los problemas históricos de sequía y de suministro de agua que sufre la aglomeración urbana de Sevilla. Aunque el diseño del embalse comenzó a mediados de los años 70, no fue hasta 2002 cuando se autorizó su construcción, tras comprobar la puesta en marcha de actuaciones ambientales como un área de compensación ecológica de 1.600 hectáreas donde se plantaron 700.000 ejemplares de especies mediterráneas y se transplantaron 2.500 acebuches y encinas de los enclaves que quedarán inundados con el llenado del pantano, que estará completado en un año.

  • 1