Economía

Las constructoras andaluzas ganan un 10% más de contratos en 2007

En el discurso de las constructoras andaluzas, una de las quejas habituales es la dificultad que les supone ofertar en obra pública en otras comunidades y la facilidad de las foráneas a la inversa. (Foto: El Correo).

el 15 sep 2009 / 00:38 h.

En el discurso de las constructoras andaluzas, una de las quejas habituales es la dificultad que les supone ofertar en obra pública en otras comunidades y la facilidad de las foráneas a la inversa. Los datos indican una mejora de la tendencia. En 2007, se adjudicaron un 10% más de concursos fuera de la región.

Las primeras estimaciones de la patronal del sector, el Círculo de Empresas Andaluzas de la Construcción, Consultoría y Obra Pública (Ceacop), que dará a conocer en las próximas semanas con más detalle, indican que las firmas de la comunidad lograron mejorar un 10% el número de adjudicaciones conseguidas en otras comunidades que no fueron la andaluza a lo largo del año pasado, lo que demuestra la "tendencia positiva" que el sector está experimentando, precisa el presidente de Ceacop, Tomás Zurano.

Es una muestra de que las empresas constructoras "nos hemos vuelto mucho más competitivos, sabiendo adaptarnos a los tiempos y mejorando el parque humano y la maquinaria", asevera.

Así justifica Zurano la mejora en el volumen de contratos en los que han resultado adjudicatarios. "Y eso, a pesar de las reticencias que nos ponen las comunidades a la hora de ofertar fuera de Andalucía".

Para el presidente de Ceacop, una buena manera de salvar ese escollo puede solventarse a través de las uniones temporales (UTE) con otras grandes empresas a nivel nacional. "Para 2008 uno de nuestros retos fundamentales es entrar en el mercado nacional", porque, según explica, los datos de adjudicaciones realizadas por la Junta de Andalucía son "bastante positivos", pero no sucede lo mismo con los contratos ofertados por el Gobierno central. "El propósito es tratar de conseguir mayor cuota de mercado", incide.

A su juicio, la Administración ha sabido ver a tiempo el cambio de ciclo del mercado residencial, lo que se ha traducido en un incremento importante de obra civil en el año que ha concluido. ¿Y para 2008? Tomás Zurano cree vital "recuperar la confianza del consumidor" después de tanta incertidumbre generada por la situación económica: "las hipotecas basura norteamericanas, la subida de tipos, el marco legislativo..." Por ello, abogar por plantear medidas que reactiven el mercado, tales como el fomento de la segunda residencia, "con desgravaciones fiscales si no al 100% como la primera, en un porcentaje adecuado". Y además, "mayor seguridad jurídica" en la planificación general.

En su opinión, el clima generalizado de desconfianza está dando lugar a que "mucha gente que podría comprar una vivienda libre, no lo haga pensando en que se puede abaratar la vivienda". Sin embargo, considera que difícilmente bajará de precio "porque la que está construida tiene unos determinados costos y no se construirá más vivienda hasta que no se haya vendido lo que hay. Es buen momento para comprar", apostilla.

  • 1