Local

Las constructoras piden garantías de que los parking serán rentables

Afirman que si fueran obra pública irían al concurso “de cabeza”, pero el sistema de concesión provoca recelos en plena crisis

el 17 jul 2012 / 19:55 h.

TAGS:

Humberto Albánez, Javier Checa y Cayetano del Rey, ayer en la presentación de los nuevos seguros.

El anuncio del alcalde, Juan Ignacio Zoido (PP), de que en el primer trimestre de 2015 se estrenarán cuatro nuevos aparcamientos subterráneos en la plaza San Martín de Porres , en las inmediaciones del hospital Virgen Macarena, en la avenida del Cid (Prado) y en Luis Montoto, en su parte más cercana al centro de la ciudad, provocó ayer las primeras reacciones del sector de la construcción que, dada la mala situación actual, vio como agua de mayo el inicio de nuevas obras, aunque reclamó garantías de que esos parking serán rentables.

Sacyr, Azvi, Sando, Dragados, Martín Casillas, OHL, Gea 21, FCC... las grandes constructoras esperarán hasta ver con detalle el pliego de condiciones de los concursos para construir estos parking para decidir si presentan o no su oferta, pero hay compañías, como Sando, que anuncian que ya lo están estudiando.

Eso sí, si en vez de licitarse bajo el régimen de la concesión administrativa durante 40 años se hubiera optado por la obra pública, las empresas irían al concurso "de cabeza", así lo reconoce el responsable de una de ellas.

Está claro que con la falta de financiación actual, con el grifo de los créditos bancarios casi cerrado, a las compañías les resulta más fácil hacer una obra con el dinero público que desembolsar grandes cantidades para recuperarlo muy a posteriori con la explotación de estos parking. Cada uno tendrá un coste aproximado de seis millones de euros y una duración estimada de construcción de dos años.

"En la obra pública el riesgo es nulo, pero con una concesión hay que estar muy seguro de que ese proyecto es rentable. En Sevilla hay aparcamientos como el de Plaza de Cuba que lo son, pero otros, como el de José Laguillo, no lo son tanto", aseguran desde una de estas grandes constructoras, algunas de las cuales ya gestionan algún parking. "Tras la obra pública, lo mejor para nosotros es que venga un promotor que gestione aparcamientos y nos contrate para hacer la obra, pero la construcción y explotación integral también se da", apuntan estas fuentes tras apostillar que "hay mucho miedo en estos momentos a enfrascarse en un proyecto que se pueda torcer".

Con todo, está claro que las arcas municipales no tienen fondos para acometer la obra de esos parking, de ahí que Zoido acuda al sistema de la concesión y, por tanto, a la colaboración privada.

"Habrá que estudiar muy bien los pliegos de condiciones de estos aparcamientos, aunque suponemos que el Ayuntamiento habrá escogido bien los sitios. Evidentemente, los vinculados a hospitales y los que estén más cerca de Centro serán los más viables", expusieron desde otra empresa. Según estas fuentes, el hecho de que el Consistorio anuncie tener estudios de demanda es "clave". "Habrá que ver su rigor y conclusiones", matizan.

Además, el Ayuntamiento ya anunció que serán las empresas las encargadas de definir y delimitar exactamente los trazados de los aparcamientos, con entre 350 y 400 plazas, aunque la cifra podría aumentar, tanto para residentes como rotatorias. Eso requiere que las empresas hagan un exhaustivo proyecto de las zonas, "estudios que cuestan dinero y que no te garantizan que ganes el concurso", criticó el responsable de una constructora, para el que es más aconsejable un pliego de condiciones "en el que se refleje bien qué es lo que se quiere, dónde y cómo".

El Gobierno local confía en poder adjudicar los trabajos a primeros de 2013 para que puedan estar terminados en 2015.

El escollo de la "solvencia financiera" en plena crisis

La Gerencia de Urbanismo ya inició los trámites para la contratación de los servicios necesarios para redactar los anteproyectos de estos cuatro nuevos parking y realizar los estudios de viabilidad económico-financiera, con un montante de 40.000 euros para su licitación y con un plazo de tres meses, por lo que la idea es que en octubre los anteproyectos ya estén listos.

El adjudicatario de los trabajos, con un coste de seis millones cada parking, se regirá por la "libre concurrencia", si bien el alcalde ya anunció el pasado lunes que la solvencia técnica y financiera de la empresa debe quedar garantizada y que no se admitirán "bajas temerarias". Sin embargo, son muchos los casos de empresas que logran un proyecto y, posteriormente, no consiguen el préstamo bancario necesario para llevarlo a cabo o no tiene liquidez, como es el caso de Resipark y el antiguo plan de aparcamiento.

Recientemente se conoció que dos empresas sevillanas, Megusa y Tecade, se verán obligadas a renunciar a un proyecto en Escocia de 26 millones de euros por falta de aval bancario.

Megusa, con 150 años de historia vinculada al sector metalúrgico, podría tener que renunciar a hacer un puente sobre el río Forth de Edimburgo.

El mal precedente del proyecto de San Bernardo

La antigua estación de Cádiz o San Bernardo, ahora mercado de la Puerta de la Carne, debería estar rehabilitado y contar con un parking subterráneo en la plaza que está justo delante de la estación, pero la crisis económica frenó un proyecto que ya estaba hasta adjudicado. El anterior Gobierno de PSOE e IU, tras un concurso, firmó el contrato para la rehabilitación de la estación y del antiguo mercado de la Puerta de la Carne con una empresa que, a cambio, podría construir y explotar el aparcamiento, en una zona con demanda ante la proliferación de oficinas y edificios judiciales. Finalmente el Consistorio rescindió el contrato por sus incumplimiento y sigue sin haber parking.

  • 1