Local

Las cooperantes liberadas en Somalia llegan a España tras 7 días de pesadilla

Mercedes García y Pilar Bauza, las dos cooperantes liberadas el miércoles en Somalia, pisaron anoche suelo español. Moral y físicamente rotas tras siete días de secuestro, las trabajadoras de Médicos Sin Fronteras no hicieron declaraciones, aunque si mostraron con gestos su felicidad por el fin a una auténtica pesadilla.

el 14 sep 2009 / 22:15 h.

TAGS:

Mercedes García y Pilar Bauza, las dos cooperantes liberadas el miércoles en Somalia, pisaron anoche suelo español. Moral y físicamente rotas tras siete días de secuestro, las trabajadoras de Médicos Sin Fronteras no hicieron declaraciones, aunque si mostraron con gestos su felicidad por el fin a una auténtica pesadilla.

Nada más aterrizar el avión en la base aérea de Torrejón de Ardoz, subieron a bordo un psicólogo y cinco familiares de la médico leonesa Mercedes García y, poco después, las dos cooperantes fueron recibidas por los ministros de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, y de Defensa, José Antonio Alonso, así como el alcalde de Cuadros (León), Marcos Martínez, -localidad de la que es natural Mercedes García- y el embajador argentino en Madrid, Carlos Bettini.

Tras unos segundos de saludo protocolario, García y la enfermera argentina Pilar Bauza soltaron toda la tensión vivida en sus siete días de cautiverios en brazos del resto de los familiares que acudieron a la base madrileña. Las cooperantes optaron por no hacer declaraciones, si bien García saludó a la prensa congregada en la pista de aterrizaje agitando los brazos desde la lejanía.

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, habló personalmente con la cooperante española durante el vuelo que la trajo de vuelta a España desde la capital de Kenia, Nairobi. En la conversación, García comunicó a Zapatero que se encontraba en buen estado de salud, pero cansada después de estar retenida por un grupo armado somalí y que su único deseo era ver a sus familiares y poder descansar.

Negociación. Hasta la fecha, nada ha trascendido de la razón que llevó a la liberación de las cooperantes. Eso sí, la presidenta de Médicos sin Fronteras-España, Paula Farias, aclaró que "se hicieron negociaciones a muy diversos niveles" en Somalia para lograr la liberación de las cooperantes, y afirmó que "se tocaron muchos palos", a pesar de no tener claro "cuál fue el que desencadenó la liberación".

Respecto a la seguridad de los trabajadores de Médicos Sin Fronteras en Somalia, el coordinador del proyecto Cuarto Mundo de la organización, Carlos Ugarte, indicó que estarán evacuados en Nairobi y Campala hasta que la situación en Somalia permita de nuevo trabajar en condiciones suficientes de seguridad.

Además Farias expresó su indignación por el secuestro de las dos mujeres que es "también el secuestro de la acción humanitaria independiente", si bien precisó que estas situaciones son riesgos asumidos tanto por los individuos como por la organización. Farias valoró que la sociedad civil de Somalia es consciente de que vive gracias a la ayuda exterior y "aprecia el trabajo de los cooperantes y saben que esto no ayuda".

Médicos sin Fronteras trabaja de manera continuada en Somalia durante más de 16 años y da asistencia médica en 11 regiones del país. Hay cerca de 60 trabajadores internacionales y más de 800 empleados locales en Somalia llevando a cabo más de 300.000 consultas ambulatorias e ingresando a 10.000 pacientes al año.

  • 1