Economía

Las cotizadas andaluzas: un ‘annus’ con más pero ‘horribilis’

Abengoa y Carbures amargaron un 2014 en el que Insur y Biosearch se desplomaron, Sotogrande brilló y ‘llegaron’ los grupos Deoleo y Acerinox.

el 05 ene 2015 / 12:00 h.

TAGS:

bolsa Son once las empresas andaluzas que cotizan en la bolsa española ya sea en el tradicional parqué –mercado continuo– o en el MAB –Mercado Alternativo Bursátil–. Esa nómina de cotizadas son sede social en Andalucía ha aumentado gracias al MAB y al traslado a esta comunidad de los domicilios de dos grandes grupos: Deoleo y Acerinox. En un 2014 en el que el principal índice, el Íbex 35, ganó un 3,6 por ciento para situarse por encima de la cota de los 10.000 puntos, fue muy dispar la evolución de las firmas sitas de Despeñaperros para abajo. La mayor cotizada andaluza es la multinacional de ingeniería y tecnología aplicadas a la energía y el medio ambiente Abengoa, que sufrió un auténtico varapalo bursátil en el último tramo del año debido a las dudas levantadas sobre su abultada deuda. Y aunque las despejó, aún quedan en el recuerdo días de infarto a mitad de noviembre pasado, cuando su cotización se desplomó a la mitad en tan sólo unas jornadas a pesar de su continua expansión internacional. Sus acciones tipo B, que son las que entran en el Íbex 35 (se diferencian de las A en que son más líquidas, esto es, se negocian más, y, aunque con igual importe en dividendo, tienen menores derechos políticos), sumaron una capitalización en 2014 de 1.384,12 millones, con un descenso del 14,17 por ciento con respecto a 2013 después de una remontada tras la revisión contable realizada por Deloitte que elevaba su deuda a 13.445 millones hasta septiembre y anunciar un plan para recomprar bonos verdes (emisión para financiar algunas obras en América Latina y que suscitaron los recelos de los inversores) por 600 millones. Mientras, los títulos tipo A se depreciaron durante el año pasado el 12,48 por ciento para dejar su valor bursátil en los 178,84 millones. La capitalización conjunta del grupo cerró 2014 en los 1.562,96 millones, con una pérdida de 254,06 millones (13,98 por ciento). Para batacazo, el de la compañía Inmobiliaria del Sur (Insur), controlada por la familia sevillana Pumar, con una caída que no se constataba desde los peores años de la crisis del ladrillo. En efecto, los registros oficiales de la bolsa sitúan su capitalización en 103,52 millones para concluir 2014, frente a los 271,55 previos, es decir, el 61,87 menos. Se frustró, así, la gran recuperación que mostró un año antes, puesto que partía de los 69,41 millones contabilizados en 2012. El grupo de soluciones tecnológicas Ezentis, que a finales de la pasada década fijó su sede social en Sevilla después de que la Junta de Andalucía desembarcara en su accionariado, también sufrió un descalabro. 213,24 millones valía en bolsa en 2013; un año después, 164,13 millones. Esos 49,11 millones de euros menos equivalen a una caída anual del 23,03 por ciento. Cabría considerar también como cotizada andaluza a Deoleo, la envasadora de aceite de oliva propietaria de las marcas Carbonell y Koipe que trasladó su sede social de Madrid a Alcolea del Río, en Córdoba, en el verano de 2014 tras la entrada del fondo británico CVC y pese a reducirse la presencia de accionistas andaluces. Deoleo, por aquello del vaivén de los socios y la OPA lanzada por CVC para incrementar su participación –ha alcanzado el 48 por ciento– bajó en la bolsa un 20,21 por ciento, y así dejó la capitalización en los 433 millones. Un segundo traslado de domicilio social de una gran empresa el año pasado fue el protagonizado por la acerera Acerinox, que decidió establecerla en su factoría gaditana de Los Barrios. Y no sólo se revalorizó, sino que experimentó una notable subida, en concreto del 37,62 por ciento, con un valor bursátil total de 3.272,58 millones de euros. Otra de las clásicas cotizadas, la empresa biotecnológica Biosearch (antigua Puleva Biotech), granadina para más señas. Aunque de pequeña dimensión, los inversores tampoco se decantaron por respaldarla, de manera que terminó 2014 perdiendo en bolsa 17,59 millones (el 44,20 por ciento), hasta 22,21 millones. Tradicional también, la firma se servicios funerarios Funespaña, una de las más grandes de Europa, con sede social en Almería. A tenor de los datos de la sociedad Bolsa y Mercados Españoles (BME), la crisis económica apenas se resintió en su evolución bursátil. Frente a los 110,38 millones de euros de capitalización en 2013, el pasado ejercicio cerró en 134,66 millones, con un incremento del 22 por ciento en el año. En contraste con el revés de Insur, otra inmobiliaria, la gaditana Sotogrande, se apuntó una importante apreciación en el parqué: 78,14 millones, un 64,92 por ciento, hasta quedar la capitalización en los 198,51 millones. La empresa mantiene el domicilio en San Roque, a pesar de que el grupo hotelero NH ejecutó en noviembre la salida del capital y su venta a una sociedad conjunta de los fondos de capital privado Cerberus y Orion. Y en el MAB. Vayamos ahora al Mercado Alternativo Bursátil, el MAB, una bolsa diseñada a la medida de pequeñas y medianas empresas en expansión y como fórmula para captar financiación sin acudir más a la banca. Nos topamos aquí con Carbures, cuya cotización fue suspendida a primeros de octubre por dudas sobre su contabilidad. Hasta esa fecha, este fabricante gaditano de estructuras de materiales compuestos y especializado en fibra de carbono, valía en bolsa 405,53 millones, el 38,53 por ciento más. A la biotecnología y los productos farmacéuticos se dedica la firma Bionaturis, ubicada en el parque científico y tecnológico agroindustrial de Jerez  de la Frontera. En 2014 arrojó 36,60 millones de euros de capitalización, el 45,59 por ciento más. Y, por último, otra biotecnológica granadina, Neuron Bio, sita en la localidad de Armilla y orientada hacia agroindustria y farmacia, duplicó su valor: 15,95 millones, frente a los 7,16 millones precedentes (un 122,56 por ciento más). 5 pierden 598 millones y 6 ganan 1.179 millones 598,48 millones de euros sumaron las pérdidas en bolsa de Abengoa, Insur, Ezentis, Deoleo y Biosearch, las cinco cotizadas andaluzas que saldaron el año 2014 en negativo en el parqué. En el lado contrario, el de las que se revalorizaron, el valor conjunto en que subieron su capitalización (o valor en bolsa) ascendió a 1.178,9 millones de euros, con Acerinox (894,75 millones) liderando el ranking y con la salvedad de Carbures, que aportó 156,26 millones aunque fue suspendida de cotización en el Mercado Alternativo Bursátil el día 7 de octubre pasado. Si hubiera que establecer un resultado conjunto de las once compañías andaluzas que cotizan en el parqué, estaríamos hablando de ganancias de 580,42 millones de euros el año pasado. En esta relación bursátil no se incluyen las sociedades de inversión colectivas (Sicavs) que tienen domicilio social y fiscal en Andalucía.

  • 1