Economía

Las Cruces se parapeta frente al riesgo ambiental con 70 millones

La empresa suma 800 millones en inversiones y contempla otros 200

el 03 dic 2010 / 22:02 h.

Marantelli y Juan Román, director de Recursos Humanos de Las Cruces, ayer en Antares.

Sin ruido ecologista de fondo, la compañía Cobre Las Cruces, que explota una de las mayores minas de cobre del mundo ubicada entre los municipios sevillanos de Salteras, Gerena y Guillena, quiso resaltar ayer la trascendencia económica y laboral de un proyecto que acumula ya 800 millones de euros de inversión y sumará otros 200 millones -sin contar con los gastos del quehacer diario de esta explotación- durante la vida útil del yacimiento, estimada en 15 o 20 años, y se ha parapetado con 70 millones frente a los posibles daños medioambientales.

Damien Marantelli es el nuevo consejero delegado de la compañía y ayer se estrenó ante la prensa económica sevillana para concretar los detalles de una operación que -indicó- muestra "la extraordinaria confianza hacia Las Cruces" por parte de la matriz, la multinacional minera Inmet Mining, al hacerse con el 30% del capital que no poseía de su filial sevillana. El importe económico se eleva a 552 millones de dólares -al cambio actual, 413 millones de euros-, si bien parte se paga en metálico (150 millones de dólares) y otra parte en acciones de la propia Inmet, que pasan al vendedor, el grupo Leucadia, reforzando su capital. En otras palabras: Inmet es dueña de toda Las Cruces.

Marantelli eligió el día de ayer, víspera de Santa Bárbara, la patrona de los mineros, para anunciar que a principios de 2011 entrará en servicio la nueva planta permanente de tratamiento de aguas que, tras cumplir su labor (después de la extracción del mineral y su lavado), retornarán íntegramente al acuífero con calidad "potable".

De los 800 millones invertidos, 50 millones han tenido como objetivo reducir el impacto de la actividad en el medio ambiente, de ellos 22 millones para la gestión del agua. Pero también se han depositado avales en las administraciones que suman 35 millones y se ha contratado un seguro de responsabilidad civil por otros 35 millones para hacer frente a posibles riesgos, según fuentes de la empresa. En total, 70 millones.

Ya metido en faena minera, un eufórico Marantelli detalló que en noviembre se había alcanzado la mitad de la capacidad productiva del yacimiento -cabe recordar que 2010 ha sido el primer ejercicio completo de producción- y que la máxima, 70.000 toneladas, se logrará a finales del próximo año. Pero la compañía, comentó, ya piensa en cómo sobrepasar tal capacidad de producción. Una mina que es una auténtica mina.

19.500 toneladas de cátodos de cobre comercializadas hasta septiembre, todas en España, no hay previsto exportar. "No hace falta, la demanda española absorberá toda la producción", señaló el directivo. Con 150 millones de euros de facturación se cerrará 2010. En siete años máximo estará amortizada la milmillonaria inversión.

El oro puede esperar

Aunque Las Cruces es casi todo cobre, existen otros metales en el yacimiento, entre ellos el oro. Sin embargo, la compañía, según aseguró su consejero delegado, Damien Marantelli, no prevé, al menos por ahora, extraer este metal precioso.

El directivo explicó que, efectivamente, ciertos sedimentos mineros contienen oro, plomo y otros metales, y se están apartando y almacenando para, si en un futuro es económicamente rentable, abordar su extracción, para lo que habría que contar con la colaboración de las administraciones.

Mientras tanto, Marantelli argumentó que el precio actual del cobre, el crecimiento de la demanda mundial de este metal gracias al impulso de los países asiáticos y el que no existan minas a nivel mundial tan importantes como la de Las Cruces garantizan el futuro del yacimiento. Tanto, que si surgen otras oportunidades de exploración en la franja minera de Huelva y Sevilla, se aprovecharán.

El consejero delegado, asimismo, hizo hincapié en que el objetivo de Las Cruces es caminar hacia el "daño cero" para el medio ambiente y la plantilla.

  • 1