viernes, 22 marzo 2019
22:01
, última actualización
Local

Las Cruces tendrá licencia para poder explotar la mina

Cobre Las Cruces puede respirar tranquila: al final va a recibir la ansiada licencia definitiva para explotar la mina. El Instituto Geológico ha revisado el plan de la empresa para evitar la contaminación del acuífero. Foto: Manuel Olmedo

el 15 sep 2009 / 20:07 h.

TAGS:

Cobre Las Cruces puede respirar tranquila: al final va a recibir la ansiada licencia definitiva para explotar la mina. El Instituto Geológico ha revisado el plan de la empresa para evitar la contaminación del acuífero y no le ha puesto ningún pero importante.

El informe del Instituto Geológico y Minero de España (Igme) analiza el último plan propuesto por Las Cruces, que pasa por la construcción de tres plantas de ósmosis inversa para garantizar que el agua del acuífero Niebla-Posadas no vuelve a tener problemas de contaminación.

El veredicto del Igme ya lo tiene en su poder la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG), que en principio era la autoridad encargada de emitir el veredicto definitivo. Al final no será así porque a partir del 1 de enero la Junta de Andalucía asume las competencias en toda la cuenca del Guadalquivir, por lo que la autorización quedará en manos de la Agencia Andaluza del Agua, que ahora heredará todo este proceso.

No obstante, desde la CHG se avanza que todo apunta a que no habrá problemas. Aunque no se dan detalles sobre el contenido del informe del Instituto Geológico, sí se subraya que "no es desfavorable" y que las cautelas que impone "son asumibles" por la empresa minera, ya que en líneas generales se considera que hay "garantías para el acuífero".

Ahora los técnicos de la CHG analizarán el informe y se decidirá el siguiente paso a dar, aunque la intención es someterlo a información pública dado que estamos ante un proceso "especial". Para ello se baraja publicar el expediente del caso en el Boletín Oficial del Estado (BOE), aunque esto retrasaría todo el proceso un mínimo de cuatro meses.

Así las cosas, otra de las opciones que ahora está encima de la mesa es darle a la empresa una autorización provisional para que reanude los trabajos de extracción del mineral, paralizados desde el pasado mes de mayo. Esta posibilidad también queda en manos de la Agencia Andaluza del Agua, y sería posible gracias a que la firma -tras una inversión de 23 millones de euros- ya tiene listo su nuevo sistema, pese a que una sentencia judicial ya avaló que incluso sin estas garantías adicionales no hay riesgo de contaminación.

  • 1