Deportes

Las cuentas hacen un guiño a Manzano

Quedan ocho jornadas y el Sevilla ha decidido, por fin, ser protagonista. La novedad es que ahora lo hace con hechos y no con palabras; lo hace ganando partidos y dando señales de mejoría en el momento de la verdad. Manzano aún no ha dicho su última palabra.

el 03 abr 2011 / 21:41 h.

Manzano charla con Aguirre.

Las cuentas de Gregorio Manzano para llevar al Sevilla a la Liga de Campeones -y, de paso, meter en un lío al club en caso de que se confirmase que éste tiene un acuerdo con otro entrenador para la próxima temporada- empiezan a sonreírle. El Villarreal cayó frente al Barcelona y el Sevilla ganó al Zaragoza. La diferencia respecto al conjunto castellonense (cuarto clasificado) se reduce a nueve puntos con 24 por disputar. La desventaja continúa siendo muy importante, pero ahora el Villarreal tiene que ir a Mestalla, donde le espera un Valencia sólido y con pinta de acabar la temporada en el tercer puesto. Además, el equipo de Juan Carlos Garrido llegará a esa cita tras abrir el fuego en los cuartos de final de la Europa League contra el Twente holandés. Y, por si fuera poco, dos jornadas después, tendrá que visitar el Sánchez Pizjuán... En definitiva: el sueño Champions sigue vivo y los dos encuentros consecutivos que el Sevilla disputará ahora lejos de casa (Mallorca y Getafe) se antojan fundamentales.

¿Qué ocurriría si Manzano logra la proeza y clasifica al equipo para la Champions? El de Bailén lo tiene todo en contra, pero el equipo anda en una buena línea y todo es posible. Mientras tanto, siguen saliendo a la luz más nombres de candidatos al banquillo. Caparrós, Pochettino, Quique, Luis Enrique, Bielsa... La lista aumenta a medida que se acerca el final de temporada. Manzano se apunta a firmar cuando el club diga y Del Nido vuelve a aplazar -públicamente- cualquier decisión hasta el término del ejercicio. Si Manzano clasificase al Sevilla para la Champions, con todos los problemas que se han visto esta temporada, habría que quitarse el sombrero.

Y en silencio, sin hacer ruido, un chaval de la cantera recogió ante el Zaragoza todo un premio. Javi Varas dejó en la suplencia a Palop estando ya éste recuperado de sus problemas físicos. También lo hizo en Bilbao, pero quizá ahora el mérito es mayor. Se lo ha ganado tras mucho tiempo esperándolo.

  • 1