Local

Las denuncias en la zona azul descendieron un 14% en 2012

La memoria de Aussa detecta un aumento de la concienciación de los sevillanos en el servicio, que se traduce en un aumento de la rotación de vehículos.

el 08 jul 2013 / 23:00 h.

TAGS:

Las denuncias en espacios regulados por zona azul se desploman después de dos años de subida y registran mínimos históricos. La memoria de sostenibilidad de Aussa, sociedad mixta que gestiona la zona azul en la capital, revela una caída del 13,68% de las denuncias formuladas en 2012 con respecto al ejercicio anterior y un 8,67% si se fijan la comparativa con 2009, que es donde Aussa fija su porcentaje de referencia. En aquel año se impusieron 174.223 sanciones. Partiendo de esa premisa, la caída con respecto a este año sería de algo más de 15.053 multas, según las estimaciones realizadas, ya que desde hace unos años el informe de Aussa no revela cifras concretas sino que se ciñe a porcentajes. El descenso de las multas –que suelen deberse a sobrepasar el tiempo o simplemente no abonar el ticket– puede justificarse a la mayor concienciación de los usuarios que hacen uso de este servicios en las zonas habilitadas para ello (Los Remedios, El Arenal y La Buhaira), aunque no lo cita la memoria. Sí que asocia a esta causa la mejora del índice de rotaciones en los aparcamientos, que es el número de vehículos que utilizan la misma plaza de zona azul. Ahí se detecta una mejoría progresiva de los números que comenzó en el año 2007. El informe parte de una base 100 fijada en 2009 –ahí la rotación era de 2,4–, donde la progresión ha seguido en positivo. En comparación con ese año, el incremento fue del 4,7% en 2010, del 12,5% en 2011 y por encima del 18,3% en el pasado año. “El índice de rotación muestra que el sistema se ha consolidado en la ciudad”, precisa la memoria anual de Aussa, cuyo análisis sobre la concienciación ciudadana coincide en el tiempo con el debate sobre la posible ampliación de la zona azul a otros puntos de la ciudad como es el caso de Bami, Torneo, Los Remedios o La Cartuja. Por contra, sí que se ha producido un paulatino descenso de las autorizaciones a residentes, que han pasado a caer un 5% con respecto a los tres últimos años analizados en su análisis por la empresa participada a un 51% por capital público –Tussam– y un 49% por privado –Grupo Azvi–. La zona azul supone una parte capital de los ingresos de Aussa. No en vano, en las últimas semanas la oposición en el Consistorio ha cifrado en 2,5 millones los beneficios obtenidos sólo por la gestión de la zona azul en la capital. De ser así, eso significaría que las plazas de parking sirven para cuadrar las cuentas de Aussa que, además cuenta con la gestión de cinco aparcamientos en la capital, además de servicios en otros municipios como Jaén Granada, Úbeda, o Ciudad Rodrigo. La memoria de sostenibilidad, de hecho, recoge una cifras globales de la compañía de 6,6 millones de euros en ingresos y cinco millones en gastos, lo que supone un beneficio bruto de explotación de 1,5 millones, más que en 2011 y 2010 juntos. La memoria también hace un análisis de los aparcamientos que tiene bajo concesión Aussa en la capital hispalense, a los que sumó el parking de Cisneo Alto, con 252 plazas, del que aún no constan datos y que eleva a 1.925 las plazas gestionadas por Aussa en la capital hispalense. En ello, se percibe cierto desgaste del número de usuarios que podría estar asociado a la crisis. La caída en el Mercado del Altozano (Triana) fue del 6% con respecto a 2011, mientras que el de José Laguillo perdió más de un 20%. El aparcamiento del Mercado del Arenal sí que ha recuperado un 16%, si bien es cierto que está por debajo de su nivel de afluencia de referencia y que además contaba con la ventaja de que el año 2011 permaneció el verano cerrado por obras de remodelación. Por último, figuran ya los primeros datos del parking del aeropuerto de San Pablo 24 Plus Low Cost, que son mejores que el porcentaje de referencia previsto. De una base 100 ha obtenido 244,27. La memoria de Aussa también hace un análisis de la plantilla, que aumentó en cuatro trabajadores el pasado año –de 72 a 76–. El número es sensiblemente inferior a 2010, con 110, pero tiene su lógica en que ahí se contaba al personal de la grua municipal, que en 2011 ya gestionaba otra empresa.

  • 1