Economía

«Las dificultades para emprender en el campo no van a cambiar a corto plazo»

El catedrático Carlos Buxadé alerta en la primera Jornada Agraria de Agrobank de «la carencia del relevo generacional cualificado e ilusionado» y la falta de consideración social de este sector

el 10 sep 2014 / 23:40 h.

TAGS:

La primera Jornada Agraria ‘Horizonte 2020’ de Agrobank reunió, entre otros, a Rus, Rodríguez Villalobos, Cabanas, Crespo, Alcaraz, Herrador y Pérez Parra. La primera Jornada Agraria ‘Horizonte 2020’ de Agrobank reunió, entre otros, a Rus, Rodríguez Villalobos, Cabanas, Crespo, Alcaraz, Herrador y Pérez Parra. «En España no es fácil ser emprendedor en el sector agrario porque no nos ayudan las circunstancias y esto a corto plazo no va a cambiar». Carlos Buxadé, catedrático de Producción Animal de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Agrónomos de la Universidad Politécnica de Madrid defendió ayer en la primera Jornada Agraria de Agrobank que emprender en el campo no es fácil porque el agricultor o ganadero tiene que sortear obstáculos como la carencia de formación o la «lejanía del sector primario de la sociedad». En su conferencia El emprendimiento en el sector agrario: luces y sombras, Buxadé indicó que uno de los principales problemas es la «carencia del relevo generacional cualificado e ilusionado», así como la «falta de consideración social del mundo agrario». El catedrático, que auguró que el agua será «el gran problema del futuro», lamentó que en España no se apoye lo suficiente al emprendedor e incidió en que hay que buscar nuevos mercados internacionales, desarrollar una gestión integral del negocio y aplicar nuevas tecnologías. «En menos de diez años el pastor robot estará al orden del día», pronosticó en una conferencia ante unos 500 profesionales del sector agrario reunidos por Caixabank en el Pabellón de la Navegación. Una cita, la primera Jornada Agraria de Agrobank Horizonte 2020, que estuvo presidida por Carlos Cabanas, secretario general de Agricultura y Alimentación del Ministerio de Agricultura, por el director general de Caixabank, Juan Antonio Alcaraz; por Rafael Herrador, director territorial de Caixabank en Andalucía Occidental, y el secretario general de Agricultura y Alimentación de la Junta, Jerónimo Pérez. Ante expertos y profesionales del mundo agrario, Buxadé advirtió de que se está legislando «mal» porque lo hace «gente que no sabe pero que está en el poder», algo que, a su juicio, perjudica a los sistemas de producción. En su opinión, los cambios registrados en el campo hay que atribuirlos exclusivamente al agricultor o ganadero. Eso sí, indicó que no se puede producir lo que se quiera, «sino lo que el cliente quiere» y hay que mirar a otros mercados, por ejemplo, para evitar los efectos del veto ruso. «Estuve allí hace poco y ellos insisten mucho en que su objetivo es lograr la autosuficiencia, así que hay que buscar otros mercados y emprender porque el veto ruso no se va a acabar pronto», auguró el catedrático, quien definió al emprendedor como una persona con «pasión, razón y trabajo». «Es el que tiene ilusión, motivación para identificar día a día las oportunidades y convertirlas en realidad con trabajo y esfuerzo. No es igual que el soñador que fantasea, habla, pero no hace nada. En España se hace poco, de ahí tanta corrupción», sentenció. Por su parte, Carlos Cabanas expuso cómo se ha gestado la reforma de la PAC en España, resaltando que «entre todos hemos conseguido recuperar la renta agraria y vamos a seguir trabajando para defender los intereses del agricultor y del ganadero». Eso sí, el representante de la Junta discrepó. Jerónimo Pérez –que destacó la capacidad del agro de aportar estabilidad, empleo y valor añadido– tildó hasta en dos ocasiones de «injusto» el modelo propuesto por el PP que, según su estimación, puede bajar los ingresos del sector andaluz en alrededor de 580 millones de euros. Lamentó el reparto de fondos y la propuesta de ayudas asociadas «que no tiene en cuenta la singularidad del sistema productivo andaluz». En contra, Cabanas defendió que la reforma cuenta con consenso y que la Junta se desmarcó en el último momento. «Con la magnífica propuesta del anterior gobierno socialista se hubieran perdido mil millones de euros porque planteó una tasa de 100 euros y la ayuda media en Andalucía será de 326 euros por hectárea», ironizó. «Es faltar a la verdad», defendió tras indicar que la ayuda asociada aún no se sabe cómo se va a aplicar. Juan Antonio Alcaraz, por su parte, subrayó la importancia estratégica del sector agrario y explicó la importancia de la apuesta de Caixabank por el sector agrario con el lanzamiento de Agrobank.  El peso del agro El secretario general de Agricultura y Alimentación de la Junta, Jerónimo Pérez, destacó ayer la «capacidad del sector agroalimentario de aportar estabilidad, generar empleo y valor añadido, mostrando una gran fortaleza en tiempos de crisis». Incidió en la importancia del sector agroalimentario, que fue el que más creció en el primer trimestre de 2014 (un 9,7%). «Con más de 5.600 industrias, aporta en torno al 8 por ciento del PIB y el 10 por ciento del empleo de nuestra región, que se eleva al 13 por ciento si tenemos en cuenta todas las actividades asociadas», resaltó. La actividad agroalimentaria andaluza genera 9.500 millones de valor añadido y emplea a cerca de 250.000 personas.

  • 1