Cultura

Las dos edades de Machado

La Tarasca lleva al teatro una obra sobre el poeta sevillano

el 19 dic 2010 / 20:15 h.

Un ensayo de la obra de La Tarasca.
-->--> -->

En los últimos días de febrero de 1939, concretamente el 22, fallecía Antonio Machado en Collioure (Francia), hasta donde llegó huyendo de la ocupación de Barcelona por parte de las tropas nacionales, en plena Guerra Civil. Es en ese momento del final de sus días, justo antes de componer sus últimos versos, en el que la compañía teatral La Tarasca sitúa La luz de sus poemas, una obra que muestra cómo el poeta sevillano, en los límites finales de su existencia, entabla un diálogo con su propia memoria, con el Machado que fue en juventud, con el que conversa a través del teatro, la música y la danza contemporánea.

"Hoy es siempre todavía". Este juego de palabras del propio Machado es el punto de arranque de este "recital teatral" la doble personalidad del poeta, su juventud y su madurez, se darán la mano sobre el escenario del Conservatorio Superior de Música Cristóbal Morales (calle Jesús del Gran Poder, 49), con capacidad para 300 personas, este miércoles y jueves.

Roberto Quintana y Alejandro Peña encarnarán las dos edades del genio sevillano y emprenderán este diálogo no naturalista a través del que repasarán su vida y trayectoria.

La danza, con música de Rafael García Moreno, corre a cargo de Diana Noriega, una presencia femenina que evocará inevitablemente a las musas de Machado, Leonor y Guiomar.

La entrada a las funciones del miércoles (12.00, 19.00 y 20.30 horas) y del jueves (19.00 y 20.30 horas) será libre hasta completar aforo.

El director de la obra,_Ramón_Bocanegra, explicó a este periódico que el espectáculo trata de ser un apunte biográfico sobre el poeta. "En La Tarasca siempre hemos tenido la vocación de trasladar la poesía al teatro, y llevábamos tiempo queriendo hacer algo sobre Machado, por lo que esto ha sido un encuentro de intereses maravilloso", señaló.

Este proyecto, que se enmarca en las celebraciones previstas con motivo del Año Machadiano organizado por el Ayuntamiento, que ostenta en 2010 la presidencia de la Red de Ciudades Machadianas, se encuentra "en proceso" de creación, ya que no podrá verse totalmente cerrado hasta febrero.

Y es que, aunque Antonio Machado._La luz de sus poemas debía haberse representado el Convento de Santa Clara el pasado noviembre, el retraso en la apertura de este nuevo centro cultural municipal hasta el próximo febrero ha obligado a La Tarasca a posponer el estreno de la obra completa -que se podrá ver en_Santa Clara- hasta ese mes, limitándose ahora a representar en  el citado conservatorio un "adelanto" de lo que se podrá ver entonces.

El proyecto original es mucho más ambicioso e incluye la puesta en escena de esta obra en varias estancias del convento, lo que permitirá al público seguir la acción de la historia desplazándose por el interior del edificio y, de este modo, ir descubriendo este inmueble recién restaurado.

Sin embargo, en opinión de Bocanegra, "no hay mal que por bien no venga", ya que su retraso a febrero permitirá a esta compañía hacer coincidir el estreno con el aniversario del fallecimiento del poeta y, además, con el mes en que Sevilla cederá a Baeza la capitalidad de la Red de Ciudades Machadianas, por lo que esta actividad pondrá el broche de oro a 12 meses dedicados a este sevillano universal.

 

"Tengo un problema como actor, algo que tengo que superar. Cuando leo un texto tan inmenso como éste, me come la emoción y no me deja decirlo", confesó Roberto Quintana.

El actor, uno de los que dará vida a Machado en el montaje, apuntó que "no sería justo decir que esta representación es un recital o un espectáculo al uso".

La luz de sus poemas ofrecerá textos en prosa de Machado, pero fundamentalmente sus poemas, aunque "no necesariamente los más populares", añadió.

"Durante la obra se ponen en diálogo las dos personalidades de Machado: la de su juventud y la de ese hombre que está en_Colliure, a punto de morir. De esa conversación se llega a la conclusión triste: desgraciadamente Machado desaparece. Afortunadamente, nos queda el fulgor de sus poemas, una gran herencia", destacó el intérprete, que consideró que esta obra es una ocasión única para repasar el legado poético esencial de Machado.

Quintana continuará con este papel en febrero, cuando el espectáculo "culminado" se vea en Santa Clara, donde "se mantendrá la esencia de la obra que se verá estos días".

  • 1