viernes, 24 mayo 2019
21:46
, última actualización
Local

Las empresas del túnel de la SE-40 pararán las obras por falta de fondos

Advierten de que los presupuestos estatales para uno de los túneles recogen siete millones para todo el año, cuando ya se han gastado seis en los tres primeros meses.

el 11 abr 2012 / 20:41 h.

TAGS:

Los recortes en el dinero que el Estado destinará este año a las obras de la SE-40 empiezan a tener efectos. Las empresas que participan en la construcción de los túneles del tramo entre Coria del Río y Dos Hermanas advierten de que con las partidas destinadas tendrán que parar ya el proyecto, lo que podría hacer peligrar empleos.
No en vano, ya avisaron de que de la reactivación de este proyecto del Ministerio de Fomento dependen entre 350 y 400 puestos de trabajo.

Por ahora, los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2012 incluyen la mitad de los fondos que se destinaron el pasado año a la construcción de la SE-40. En cuanto al tramo del túnel Sur, dispone de 3,3 millones para este año, mientras que para el túnel Norte constan siete millones de euros. Sin embargo, las empresas constructoras aseguran que en los tres primeros meses del año ya se han gastado seis millones de euros, así que "este año no se va a poder hacer nada más".

En concreto, fuentes del proyecto consultadas apuntaron que esos seis millones ya invertidos han servido para ejecutar aspectos recogidos en el proyecto, como terraplenes o preparativos para la posterior construcción de los túneles, para lo que ya llegó a Sevilla una de las tuneladoras compradas (por 30 millones de euros).

Lo cierto es que el Ministerio de Fomento apenas ha incluido partidas para estas obras para 2012, retrasando un proyecto que sí cuenta con más dinero en 2013, 2014 y 2015. En concreto, para el tramo del túnel Sur constan 28, 50 y 50 millones, respectivamente, para esos ejercicios, así como otros 31, 42 y 50 millones para el túnel Norte también para los tres próximos años.

En junio de 2009 se adjudicó el proyecto con un plazo de ejecución de 41 meses, así que a finales de 2012 deberían haber terminado las obras de los túneles de la SE-40 bajo el Guadalquivir, en el tramo entre Coria del Río y Dos Hermanas. Sin embargo, el Gobierno de Mariano Rajoy (PP) aún no ha decidido si sigue adelante con el proyecto o si plantea ahora otras opciones para abaratarlo, como la construcción de un puente. Mientras, las empresas aseguran que el parón del proyecto les costará 500.000 euros al mes entre gastos de mantenimiento, de paralización de obras y personal, así como en gastos generales de las compañías.

Las empresas contratadas para las obras fueron las UTE Aldesa-Copisa-Bruesa y OHL-Sando-Azvi. Cada una de ellas se hizo cargo de una parte de los túneles, así como de las instalaciones necesarias para su mantenimiento y para la puesta en marcha de la tuneladora. En su opinión, lo más "sensato" sería que Fomento les plantee un calendario de obras en función de la disponibilidad de dinero.

Por ahora, las constructoras esperan reunirse lo antes posible con los responsables del Ministerio que dirige Ana Pastor para debatir la situación y la ejecución o no de los contratos firmados.

Y es que la indecisión del Gobierno viene de largo. El anterior ejecutivo de Rodríguez Zapatero bloqueó el proyecto desde junio de 2010 e incluso planteó la modificación del proyecto para reducir el número de carriles de los túneles de tres a dos por sentido y así abaratarlo, algo que provocó el rechazo del PP, entonces en la oposición, porque generaría un cuello de botella y, por tanto, pondría en peligro la seguridad de los conductores.

Ahora, las empresas contratadas para las obras estiman que por el lucro cesante, daños y perjuicios podrían reclamar alrededor de 160 millones de euros si el PP plantea la rescisión del contrato de la obra de los túneles del tramo entre Coria del Río y Dos Hermanas. En concreto, cada una de las UTE (Aldesa construcciones, Copisa y Bruesa y la formada por OHL, Sando y Azvi) podría exigir ante los tribunales entre 80 y 90 millones de euros.

el proyecto. La SE-40 tiene sobre el mapa 77 kilómetros, de los que tan sólo están abiertos al tráfico diez, el tramo que enlaza la A-4, en La Rinconada, con la A-92, a la altura de Alcalá de Guadaíra.

En cuanto al segundo tramo en obras, entre la autovía Sevilla-Málaga (A-92) y la autovía de Utrera (A-376), a la altura de Torrequinto, no estará en marzo, como se prometió, sino que se ha pospuesto, al menos, hasta el verano, aunque el alcalde de Alcalá de Guadaíra, Antonio Gutiérrez Limones (PSOE), considera que la entrada en servicio de este tramo podría demorarse hasta el otoño. Para este tramo, ya casi listo, sí hay presupuestados para 2012 un total de 12 millones de euros y otros seis para 2013.

El tramo entre Coria y Almensilla tiene una partida en los PGE de siete millones para 2012, 16 para 2013, otros tantos para 2014 y 19 millones para 2015, mientras que el tramo de la SE-40 entre Almensilla y Espartinas dispone de otros siete millones para este año, 12,8 en 2013, 12 para 2014 y 9,9 millones para 2015.

La SE-40 no se paraliza en las primeras cuentas del Gobierno del PP, se mantiene en los presupuestos, pero se reprograma para ralentizar aún más su ejecución. De los 88 millones que se presupuestaron en 2011 para la circunvalación se pasa en 2012 a sólo 47 millones de euros.

  • 1