lunes, 10 diciembre 2018
09:26
, última actualización
Economía

Las empresas en concurso bajan un 28% en Andalucía en el tercer trimestre

Fueron 142 las sociedades que declararon la imposibilidad de hacer frente a sus pagos entre julio y septiembre, aunque la cifra se eleva a 153 si se incluyen las familias insolventes.

el 06 nov 2014 / 23:54 h.

TAGS:

El número de empresas que fueron declaradas en concurso de acreedores –antigua figura de la suspensión de pagos– se situó en 142 durante el tercer trimestre del año en el conjunto de Andalucía, lo que representó un descenso del 28,3 por ciento en comparación con el mismo periodo de 2013, y que constata la tendencia a la baja en este tipo de procesos, según los datos publicados ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE). A esa cifra, se sumaron 13 familias, dos de ellas en Sevilla. La caída fue algo menos pronunciada en el caso de la provincia de Sevilla, donde se contabilizaron 49 empresas concursadas, un 20 por ciento menos que entre julio y septiembre de 2013. Casi una cuarta parte de las mismas se correspondieron con los sectores de la construcción (11) y del comercio (otros 11 concursos), fundamentalmente al por mayor, seguida de la industria, con siete casos, del sector de la información y las telecomunicaciones (5) y de la hostelería (3). En el caso andaluz, la actividad más castigada por la insolvencia fue la relacionada con la construcción, pues un 23 por ciento pertenecía a este sector (33); el 20 por ciento fueron negocios comerciales (mayoristas), el 10,5 por ciento eran industriales y algo inferior (9 por ciento) los de hostelería. El 41 por ciento del total contaba con ningún trabajador o un máximo de dos, mientras que hubo seis empresas que contaban con entre 50 y 99 empleados y otras cuatro con más de 100. Si hablamos de las firmas sevillanas concursadas, doce de ellas tienen un volumen de negocio de entre uno y diez millones de euros, al tiempo que una factura por encima de esa cantidad. Pero si lo que analizamos es la antigüedad de la sociedad, sorprende que quince de ellas tuvieran veinte años o más, seis de 13 a 16 años, 10 de 9 12 años y once con entre 5 y 8 años. Las familias y empresas que se declararon en concurso ante la imposibilidad de afrontar sus pagos y deudas bajaron un 28,8 por ciento en el tercer trimestre del año en relación al mismo periodo de 2013, hasta sumar 1.401, su cifra más baja desde el tercer trimestre de 2010. Las familias que se declararon en concurso ascendieron a 131, lo que supone un descenso del 21,6 por ciento respecto al mismo trimestre de 2013 y su menor cifra en seis años, mientras que las empresas concursadas bajaron un 29,5 por ciento, hasta sumar 1.270 procedimientos de quiebra. En tasa intertrimestral (sobre segundo trimestre de este año), el número de deudores concursados retrocedió un 25,1 por ciento, su menor descenso en este trimestre desde el ejercicio 2011, con caídas del 32,8 por ciento en el número de familias declaradas en concurso y del 24,2 por ciento en el de las empresas concursadas. El 21,7 por ciento de las empresas que entraron en concurso tenían como actividad principal la construcción, mientras que el 19,5 por ciento se dedicaba al comercio y el 16,1 por ciento a la industria y energía. Asimismo, la estadística refleja que casi dos de cada tres empresas concursadas tiene menos de 10 asalariados, y dentro de ellas, el 22,9 por ciento no tiene trabajadores a su cargo. El 22 por ciento de las empresas concursadas tiene una antigüedad de 20 o más años, en tanto que el 14,4 por ciento se fundaron cuatro años atrás o menos.

  • 1