Local

Las empresas en España se blindan frente a la gripe A

La alarma generada por la pandemia gripe A no ha llegado a las empresas españolas que, sin importar su tamaño, se han preparado en la medida de sus posibilidades para hacer frente a esta contingencia y reducir al mínimo su coste financiero.

el 16 sep 2009 / 08:39 h.

TAGS:

La alarma generada por la pandemia gripe A no ha llegado a las empresas españolas que, sin importar su tamaño, se han preparado en la medida de sus posibilidades para hacer frente a esta contingencia y reducir al mínimo su coste financiero.

El interés mediático y "el alarmismo" causado por la llamada gripe A ha contribuido a que cada vez haya más empresas preparadas para enfrentarse a la pandemia, según explicó a Efe Juan García Gay, responsable de consultoría en planes de continuidad de negocio de la firma Marsh.

Una encuesta mundial hecha por Marsh en 2006 recogía que el porcentaje de empresas poco o nada preparadas para una pandemia era del 73%, aunque este porcentaje según García Gay ha bajado con toda probabilidad desde la aparición de la gripe A.

Entidades públicas y privadas de gran tamaño como Correos, Telefónica, o Santander tienen un plan fijo de contingencias, además de un protocolo específico para enfrentar la gripe A.

Un ejemplo es el caso de Iberdrola, que desde hace semanas tomó las medidas necesarias para que posibles bajas por esta enfermedad no afecten el suministro eléctrico. En Correos, la entidad pública más grande de España, con 65.000 empleados, mucho antes de que llegara la gripe A se había establecido ya un plan de contingencia. Según fuentes de la compañía Telefónica, esta empresa cuenta con una unidad de riesgos laborales "muy sólida y muy activa" que ahora mismo está adaptando el protocolo establecido a finales de julio por el Ministerio de Sanidad en la guía para la elaboración del plan de actuación de las empresas o centros de trabajo frente a emergencias.

En opinión de García Gay, las empresas están preparadas "para lo peor" y por eso han tomado medidas, pero el resultado final de la pandemia "seguramente será mucho más limitado". Además, explicó, es muy difícil saber cuántos trabajadores se darán de baja por esta enfermedad cuando las cifras que se han manejado hasta ahora han sido tremendamente dispares y han oscilado, según de qué estudio se trate, entre el 30 y el 60% de las plantillas.

En este sentido, Pedro José Linares, secretario confederal de Salud Laboral de Comisiones Obreras, aseguró a Efe que "son muy poquitos días" los que corresponden a los enfermos por gripe A y "no van a suponer un coste económico excesivo" si se toma en cuenta que el coste de los primeros días "corre por cuenta del trabajador". No obstante, para Linares el actual sistema de registro de bajas temporales no es el más adecuado, debido a que cada comunidad autónoma le han sido transferidas las competencias sanitarias, lo cual da lugar a una diversidad de "cifras inconsistentes".

El propio ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, reconoció el pasado mes de julio que la gripe A no está incluida en la guía de "tiempos estándar de incapacidad temporal", publicada por su departamento, debido a que no hay actualmente una base estadística fiable sobre dicha enfermedad. Al respecto, fuentes de la Seguridad Social aclararon a Efe que el actual sistema que registra el número de bajas no incluye el tipo de enfermedad que la han causado y por lo tanto es imposible saber cuántas bajas habrá por el virus de la gripe A.

  • 1