Economía

Las empresas sevillanas ya son menos pesimistas

El Indicador de Confianza Empresarial (ICE) de las empresas sevillanas mostró en el pasado trimestre la primera mejora desde julio de 2006. Así, sigue imperando el pesimismo, pero éste se ha recortado a la mitad entre abril y junio, con lo que se sitúa cercano al de octubre de 2008.

el 16 sep 2009 / 06:25 h.

El Indicador de Confianza Empresarial (ICE) de las empresas sevillanas mostró en el pasado trimestre la primera mejora desde julio de 2006. Así, sigue imperando el pesimismo, pero éste se ha recortado a la mitad entre abril y junio, con lo que se sitúa cercano al de octubre de 2008.

Dicho informe, que la Cámara de Comercio de Sevilla presentó ayer, señala que la confianza entre las empresas de la construcción y la industria siguen cosechando bajadas, aunque de menor intensidad, mientras que la reducción del pesimismo es aportada, en conjunto, por el comercio, la hostelería y los servicios, que presentan caídas menores en las inversiones y el negocio.

En general, los empresarios de la capital andaluza consideran que la crisis ha tocado fondo. Ello se deduce del análisis que enfrenta la situación percibida por los encuestados y las expectativas de futuro. Según los datos de la Cámara, ambos índices han aumentado sus valores, si bien continúan en negativo. De este modo, la percepción sobre la situación rompe la tendencia de caída en picado que comenzó en el primer trimestre de 2008, mientras que las expectativas logran despegar, tras estabilizarse en los dos trimestres pasados.

A juicio del empresariado hispalense, el principal factor que constriñe los negocios es el retroceso del consumo, situándose la preocupación sobre este aspecto, de nuevo, por encima de la media histórica en el trimestre pasado, aunque se reduce su importancia respecto a los datos de abril. Frente a ello, el papel del aumento de la competencia vuelve a perder peso y baja a niveles muy inferiores a la media.

En cuanto a las medidas anticrisis puestas en marcha por el Gobierno, el 42% de las empresas afirma conocer alguna y el 28% haber solicitado al menos una. Las líneas ICO, el Fondo Estatal de Inversión Local y el Plan de devolución mensual del IVA son las más conocidas.

Los empresarios valoran más las medidas que aportan liquidez que las que afectan a la rentabilidad. Así, la que se considera más acertada es la reducción del Impuesto de Sociedades, seguida del aplazamiento de las cuotas de la Seguridad Social. Sin embargo, se cree que la devolución del IVA y los fondos estatales son las más beneficiosas.

En este sentido destaca que, pese a conocer bien los préstamos ICO, los empresarios dudan de su beneficio y los sitúan muy atrás. A su vez, lo menos valorado, en todos los sentidos, son las ayudas prestadas al sector financiero.

  • 1