domingo, 20 enero 2019
23:54
, última actualización
Economía

Las empresas y familias en quiebra bajan el 30% en Sevilla

Se contabilizaron 52 concursos de acreedores, frente a los 215 en el conjunto de Andalucía y los 1.870 de España

el 07 ago 2014 / 11:30 h.

TAGS:

El número de empresas y familias a las que un juez declaró en concurso de acreedores en el segundo trimestre del año se redujo en la provincia de Sevilla, al registrarse un total de 52 deudores concursados, lo que supone una reducción del 30 por ciento en comparación con el mismo periodo del ejercicio anterior, según los datos publicados ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE). De esa cantidad, la práctica totalidad (48) se correspondió con empresas que no pudieron hacer frente a sus obligaciones de pago, mientras que un año antes fueron 59 las sociedades que atravesaron por esa misma situación, lo que implica un descenso del 18,6 por ciento comparando ambos periodos. Imagen de archivo de uno del Juzgado de lo Mercantilnúmero 2 de Sevilla. / Foto: J.M. Espino Imagen de archivo de uno del Juzgado de lo Mercantilnúmero 2 de Sevilla. / Foto: J.M. Espino De esta manera, la primera mitad del año se saldó para la provincia de Sevilla con un total de 139 firmas y personas físicas inmersas en procedimientos concursales (antigua figura de la suspensión de pagos), un 10,3 por ciento menos que en el primer semestre del ejercicio 2013, lo que arroja una leve mejoría. A nivel andaluz, el descenso fue similar (-10,2 por ciento), con 446 deudores concursados, mientras que sí fue más notable la caída para el conjunto del país, donde se redujo un 30 por ciento el volumen de estos procedimientos, hasta contabilizar un total de 3.960 entre los meses de enero a junio. En Sevilla, las 48 empresas que se declararon insolventes pertenecían en mayor medida a los sectores de actividad vinculados a la construcción (nueve casos), comercio al por mayor (ocho sociedades), industria (siete) y comercio minorista (seis). Se registraron tres casos en los sectores relacionados con el transporte y almacenamiento, así como con la hostelería y las actividades profesionales, mientras que sucumbieron dos empresas agrarias y otras dos del área inmobiliaria y de seguros. También se produjeron casos sueltos en las actividades administrativas y en el ámbito de la información y comunicaciones. Si solo se tienen en cuenta las empresas concursadas, se dieron 125 procedimientos en la primera mitad de este año en Sevilla, un 5,3 por ciento menos. En Andalucía, por su parte, fueron 403 las compañías con dificultades para afrontar pagos, con una reducción interanual del 8,6 por ciento, si bien fue a nivel nacional donde este indicador se desaceleró con fuerza. Lo hizo un 30,5 por ciento, con 3.587 sociedades en dificultades frente a las 5.164 registradas en la primera mitad de 2013, según se desprende de los datos del INE, que detalla el tamaño de las empresas que se vieron afectadas –tanto por la dimensión de su plantilla como por su volumen de negocio– y que también especifica la antigüedad de las mismas. Así, en el caso de las firmas sevillanas, tres contaban con una nómina de entre 50 y 99 trabajadores, mientras que doce se situaban entre los 20 y 49; nueve entre 10 y 19 empleados; ocho compañías con entre seis y nueve personas; tres tenían entre tres y cinco, y nueve entre uno y dos trabajadores. Para tres de cada diez sociedades la cifra de negocio era inferior a los 250.000 euros, mientras que casi el 20 por ciento facturaba entre 500.000 y el millón de euros. Por encima de esta cifra, se colocan seis empresas con entre uno y dos millones, otras seis con un volumen de negocio de entre dos y cinco millones; una de cinco a diez millones, y cuatro compañías con facturación superior a los 10 millones de euros. Las estadísticas asimismo indican que la prolongada situación de crisis no pasa de largo por las empresas con más experiencia, como muestra el hecho de que 15 de las concursadas contaban con 20 años o más de antigüedad; doce tenían de 13 a 19 años y quince firmas, de cinco a 12 años. Solo seis tenían menos de cuatro años.

  • 1