Local

Las energías renovables unirán a España y Estados Unidos

El discurso de investidura de Barack Obama fue ayer la comidilla de todos los diputados españoles, aún entusiasmados con las promesas de cambio lanzadas por el nuevo presidente de EEUU desde Washington el pasado martes.

el 15 sep 2009 / 21:31 h.

TAGS:

El discurso de investidura de Barack Obama fue ayer la comidilla de todos los diputados españoles, aún entusiasmados con las promesas de cambio lanzadas por el nuevo presidente de EEUU desde Washington el pasado martes. Uno de los más "contentos", como él mismo admitió, fue el jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, quien mostró su satisfacción por el primer discurso del político afroamericano con "una seña de identidad socialdemócrata muy pura", y le garantizó el apoyo de su Gobierno para que consiga resultados positivos para el mundo.

En declaraciones en el Congreso, Zapatero elogió en concreto la defensa de "lo público" realizada el martes por Obama y su apuesta por un nuevo orden internacional basado en el diálogo. Tras asegurar que sus contactos con Obama serán "naturales y periódicos", señaló que los asuntos prioritarios de las relaciones bilaterales serán Latinoamérica y las energías renovables. De hecho el presidente español le invitó a que se una a la Agencia Internacional de Energías Renovables (Irena). "Estoy muy satisfecho, no lo puedo ocultar; estoy muy contento", manifestó Zapatero, quien estimó que la investidura fue "uno de los actos democráticos más importantes de las últimas décadas" y se refirió al mandatario estadounidense con su nombre completo: Barack Hussein Obama.

Para Zapatero, Obama tiene ante sí dos tareas urgentes y la primera es buscar la estabilidad y paz en Oriente Próximo. En segundo lugar, destacó la necesidad "imperiosa" de que se implique de lleno en la reforma del sistema financiero internacional para crear nuevas reglas multilaterales y modificar el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional. Y respecto al eventual cierre de la base militar de Guantánamo, para la que ayer Obama dio el primer paso, consideró que se trata de una decisión política "muy necesaria" y garantizó que contará con su respaldo. Una colaboración que también confirmó el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, quien vaticinó una reunión bilateral entre los presidentes de España y EEUU en este mismo año.

También se mostró muy satisfecho con la llegada de Obama a la Casa Blanca el líder del PP, Mariano Rajoy, quien destacó que "Obama es una esperanza para todo el mundo, para los que le votaron y para otros". En este sentido, el líder de los populares insistió en que las "expectativas" que se han generado con el nuevo presidente de Estados Unidos "son muy grandes" pero agregó que "no hay ninguna razón para que Obama no responda a esas expectativas".

Por su parte, el portavoz de IU en el Congreso, Gaspar Llamazares, destacó que Obama supo combinar bien la "emotividad y racionalidad" y presentar como compatibles los conceptos de "seguridad y libertad". Y es que, en general, todos los diputados españoles elogiaron el discurso de Obama.

  • 1