Local

Las 'enseñanzas' del paro de la Justicia

Aún es pronto para la evaluación de las consecuencias del paro celebrado en la justicia, pero sí que ha hecho aflorar un enfrentamiento generalizado que debe superarse por el bien de la propia sociedad española. El martes, jueces y secretarios judiciales hicieron una demostración de fuerza con una convocatoria en favor de Rafael Tirado y de Juana Gálvez secundada de forma mayoritaria.

el 15 sep 2009 / 17:12 h.

Aún es pronto para la evaluación de las consecuencias del paro celebrado en la justicia, pero sí que ha hecho aflorar un enfrentamiento generalizado que debe superarse por el bien de la propia sociedad española. El martes, jueces y secretarios judiciales hicieron una demostración de fuerza con una convocatoria en favor de Rafael Tirado y de Juana Gálvez secundada de forma mayoritaria. En paralelo, magistrados de la Audiencia Nacional y del Supremo hicieron público su malestar por las "intromisiones" del Gobierno en el Poder Judicial en el caso Mari Luz y el ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, les respondió recordándoles que "no son intocables" y que si hay una negligencia tan grave en un Estado de Derecho "funcionaban los mecanismos y se sanciona" a quien haya cometido tal error. Como se observa, el grado de tensión que se vive en las relaciones entre la judicatura española y el poder legislativo se han elevado hasta un punto casi irreconocible . En estas mismas páginas ya se ha subrayado que quien paga las consecuencias de este enconamiento de posturas es el ciudadano, que asiste a una confrontación dialéctica desmesurada. Pero hay más instituciones de la escena judicial que están sufriendo una desautorización inadmisible. El recién renovado Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) está intentando lanzar un mensaje de integridad y de independencia que está siendo barrido por unos y por otros. De un lado, por el Gobierno, que especifica qué sanción quiere para Tirado, y del otro, de sus compañeros de la judicatura, que dan casi por hecho en sus declaraciones que el CGPJ impondrá al juez sevillano el castigo que le diga el Ministerio de Justicia. Convendría más mesura y que todos los implicados en esta polémica analizarán de un modo más frío qué está ocurriendo en la Justicia española, pues aquí ya no sólo se dirime la precariedad de medios o qué sanción se le impone al magistrado y a la secretaria judicial que olvidaron meter en la cárcel a Santiago del Valle.

  • 1