Deportes

Las españolas suman su tercera medalla, pero critican a los jueces

Gema Mengual y Andrea Fuentes sumaron ayer para el equipo español la tercera medalla de plata en la final de dúo técnico de natación sincronizada de los Campeonatos del Mundo de Natación de Roma'09.

el 16 sep 2009 / 06:03 h.

Gema Mengual y Andrea Fuentes sumaron ayer para el equipo español la tercera medalla de plata en la final de dúo técnico de natación sincronizada de los Campeonatos del Mundo de Natación de Roma'09, por detrás de la pareja rusa formada por Anastasia Davydova y Svetlana Romashina.

Las hermanas chinas Tingting y Wenwen Jiang ganaron la medalla de bronce con 95.667 puntos por 98.667 de las rusas y 97.333 de las españolas.

La seleccionadora española, Anna Tarrés, se quejó al termino del ejercicio de las puntuaciones recibidas de Mengual y Fuentes por parte de los jueces. Y sus nadadoras tampoco se mostraron muy contentas con las notas que le dieron tres centésimas menos que en la preliminar de ayer, donde ya fueron segundas por detrás de las rusas.

Mengual se quejó que ayer lunes hicieron el ejercicio peor que hoy y prácticamente se lo han puntuado igual. "Es patético. Tienen decidida la nota antes de salir. Es frustrante", dijo la nadadora de Barcelona.

Gemma Mengual y Andrea Fuentes repitieron el ejercicio que les dio la medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Pekín hace un año, a los acordes de la música "Kalinka".

En la capital china también quedaron segundas tras las rusas, que en Roma han cambiado a una de sus componentes en la final de dúo. Svetlana Romashina, de 19 años, ha sustituido a Anastasia Ermakova, ya retirada y que junto a Davydova popularizó la pareja llamada "las Anastasias", "bestia negra" de las españolas en los últimos años de las españolas.

El podio de hoy es el mismo que en Pekín en sus dos primeras posiciones, pero en el tercer puesto se han clasificado las chinas, cuartas en su país, que en Roma se han intercambiado las posiciones con las niponas, hoy con una nota 95.667.

Mengual y Fuentes obtuvieron una calificación de 48.500 en la ejecución de su ejercicio y de 48.833 en la impresión general con notas de 9.7, 9.6, 9.7, 9.8 y 9.7, y 9.8, 9.7, 9.7, 9.9 y 9.8, respectivamente.

Las campeonas del mundo rusas lograron 49.167 y 49.500, con 9.8, 9.8, 9.9, 9.9 y 9.8 en la ejecución y cinco 9.9 en el segundo apartado.

Las chinas Jiang sumaron 47.500 y 48.167 con una notas de 9.5, 9.4, 9.6, 9.5 y 9.5 en la ejecución, y 9.7, 96, 9.6, 9.6 y 9.7 en la impresión general.

Las japonesas Yukiko Inui y Chisa Kobayashi consiguieron 46.833 y 47.500 por 46.667 y 47.167 de las italianas Beatrice Adelizze y Giulia Lappi y 46.333 y 47.500 de las canadiense Little Tracy y Elise Marcotte, sextas con una puntuación total de 93.833 por 94.333 de las niponas y 93.834 de las transalpinas.

En la séptima plaza se situaron las nadadoras ucranianas Daria Iushko y Ksenya Sydorenko, con 92.667 puntos, y en la octava Apoline Dreyfuss y Lila Meesseman, con 92.167.

HOY A POR EL ORO

El equipo español de natación sincronizada se clasificó hoy en primera posición para la final de combinada en estilo libre en el Mundial de Natación de Roma 2009, que se celebra hasta el próximo 2 de agosto en la capital italiana.

Las españolas, que nadaron al ritmo de la balada rock "Starways to Heaven" del grupo británico Led Zepellin, obtuvieron una puntuación global de 97.500 y se impusieron al resto de participantes, un resultado que, de repetirse como ha ocurrido con el resto de categorías de natación sincronizada, supondría mañana el primer oro para España en el Mundial de Roma.

España, que ejecutó su ejercicio en décimo lugar, llevó a las piscinas del Foro Itálico de Roma a Clara Basiana, Alba Cabello, Ona Carbonell, Raquel Corral, Margalida Crespi, Andrea Fuentes, Thais Henriquez, Paula Klamburg, Gisela Morón e Irina Rodríguez.

Las españolas, que contaban en el equipo con la reciente medalla de plata por parejas en rutina técnica Andrea Fuentes, obtuvieron una calificación en mérito técnico de 9.8, 9.8, 9.7, 9.7 y 9.8, mientras que las puntuaciones en impresión artística fueron de 9.8, 9.9, 9.8, 9.2 y 9.6.

Poco después de la ejecución del ejercicio, y cuando ya sabían casi por seguro que pasarían primeras a la final, las españolas mostraron su confianza en alcanzar mañana el máximo metal, aunque no sucumbieron ante el optimismo y quisieron también transmitir cautela.

"Hay que nadarlo primero, es una rutina de riesgo", comentó la seleccionadora nacional, Anna Tarrés, quien explicó que primero para alcanzar el oro hay que "asegurar todos los elementos de riesgo".

Lo cierto es que las españolas supieron imponerse al resto de rivales en una clasificatoria en la que las grandes ausentes fueron las rusas, hasta ahora grandes vencedoras de la sincronizada, y en la que las chinas quedaron segundas con una valoración de 96.666 con una clara apuesta por la música lírica.

Y mientras China se movía en la lírica, las canadienses, que pasaron a la final de mañana como terceras, nadaron con ritmos mucho más modernos y metálicos, con varias acrobacias que les valieron una gran ovación del público y una puntuación de 96.000.

Fuentes afirmó que la buena valoración de los jueces hoy al ejercicio de España se debe a que éste es "bueno" y no a una recompensa por los segundos puestos concedidos hasta ahora a la natación sincronizada española en las piscinas del Foro Itálico de Roma.

"Yo creo que lo podemos mejorar, incluso", dijo la nadadora española, quien esta mañana se adjudicó la plata por parejas en rutina técnica junto a Gemma Mengual, ausente hoy del combinado de España en estilo libre.

Sea como fuere, la seleccionadora española espera que mañana llegue la "recompensa" de los jueces al "esfuerzo" que España está haciendo en natación sincronizada con sus ejercicios

  • 1