domingo, 17 febrero 2019
07:01
, última actualización
Deportes

Las "estrellas negras" buscan la consagración sin Essien

Ghana llega a Sudáfrica sin la principal de sus "estrellas negras", como se conoce popularmente a esta selección, después de que su gran referente, Michael Essien, no haya podido recuperarse de la lesión de rodilla que le apartó de la disputa de la última edición de la Copa de África.

el 08 jun 2010 / 12:41 h.

FICHA TÉCNICA

Entrenador:
Milovan Rajevac (Serbia)

Capitán:  Stephen Appiah (Bologna, 29 años) - reemplazó a Michael Essien (baja por lesión).

Palmarés: Campeón de la Copa Africana de Naciones: 1963, 1965, 1978 y 1982

Medalla de Bronce en los JJOO de 1992.

 

De la mano de Essien y la nueva generación de futbolistas ghaneses, logró la selección un hito del que no pudieron disfrutar mitos del país como Abedi Pelé o Anthony Yeboah: clasificarse para disputar dos fases finales de un Mundial.

La primera discurrió en tierras alemanas en 2006, donde Ghana marcó su primer tanto mundialista a los 68 segundos frente a la República Checa, para, con el equipo más joven del torneo, llegar después a los cruces y caer ante Brasil.

Con todo, las sensaciones que dejó en Alemania fueron buenas, cuando contra todo pronóstico venció y dejó fuera en la primera fase a Estados Unidos (2-1) y a la República Checa (2-0).

Sin embargo las derrotas ante Italia (2-0) y ante Brasil (3-0) demostraron que aún había un paso que dar para poder plantar cara a los equipos importantes y Sudáfrica será un buen lugar para demostrarlo.

Es Ghana un equipo joven que se retroalimenta constantemente con los jugadores de las categorías inferiores y cuya última gran hazaña fue llegar a la final de la Copa de África de Angola, donde perdió ante la curtida Egipto.

Hasta entonces, su mayor aval era el último Mundial sub-20 de Egipto, donde se proclamaron vencedores imponiéndose a Brasil en la final con la ayuda de promesas como el delantero Dominic Adiyiah, proclamado mejor jugador del torneo, y el defensa Samuel Inkoom.

Ambos forman parte de la lista definitiva del técnico serbio Milovan Rajevac, un semidesconocido a nivel internacional en cuyo currículo sólo figuraban hasta la fecha equipos de su país: Estrella Roja, Vojvodina y Borac Cacak.

Rajevac se incorporó a la selección africana sustituyendo al eficiente técnico de categorías inferiores Sellas Tetteh y toma el relevo de otros preparadores foráneos como Claude Le Roy, que dirigió a la selección durante la Copa África de 2008 celebrada en el país, o Radomir Dujkovic, entrenador en el Mundial de Alemania.

El nuevo responsable ha demostrado ser eficaz y tras pasar como líder en la primera fase de grupos superando en el triple empate a Gabón y a Libia, certificó el acceso a Sudáfrica en la segunda, con una sola derrota ante Benin y un empate ante Mali en las dos últimas jornadas.

Ghana se clasificó para Sudáfrica con un juego netamente ofensivo y haciendo de la búsqueda del gol su seña de identidad, siempre con el rigor táctico como telón de fondo, pero Rajevac supo ser tan práctico como "resultadista" en la Copa de África, cuando se quedó sin Essien y con un grupo de imberbes.

Con una mezcla de veteranía y juventud, el peso de la selección recaerá en hombres que ya estuvieron en Alemania, como el defensa John Pantsil (Fulham), el delantero Sulley Muntari (Inter) o el centrocampista Stephen Appiah (Bolonia).

Sin embargo, también tendrá responsabilidad un jugador como Asamoah Gyan, que en la Copa de África demostró contar con un gran olfato de gol y que puede convertirse en un referente importante en Sudáfrica.

 

  • 1