Economía

Las familias aumentan su gasto tras dos años de contracción

2009, que destruyó 1,27 millones de empleos, fue el peor año en cuatro décadas

el 17 feb 2010 / 08:07 h.

Las ayudas directas a la compra de coches animó el consumo en el último trimestre.

El consumo de los hogares españoles, que acumulaba dos años de retroceso desde que se inició la crisis a finales de 2007 y que no ha dejado de caer durante la recesión, volvió por fin a crecer en el cuarto trimestre de 2009, con un ligero avance del 0,3%.

Éste es el dato más favorable de la Contabilidad Nacional publicada ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE), que confirma que España no logró salir de la recesión entre octubre y diciembre de 2009, al registrar una caída del 0,1%, que fue del 3,1% en términos interanuales.

El año pasado fue el peor para la economía española en cuatro décadas, con una contracción del 3,6% y una caída del empleo del 6,7%, que equivale a la destrucción de 1.271.000 puestos de trabajo a tiempo completo.

La vuelta al crecimiento no se ha producido aún, pero la mayor parte de los componentes del PIB aminoraron notablemente su caída y algunos de ellos se unieron al consumo en tasas trimestrales positivas, como es el caso de la inversión en bienes de equipo, que lleva ya dos trimestres aumentando y que entre octubre y diciembre avanzó el 2,1%.

El secretario de Estado de Economía, José Manuel Campa, pronosticó que en el primer trimestre de 2010 la economía continuará con una tendencia de "mejoras suaves y sostenidas", y que el consumo privado, la inversión y la aportación del sector exterior al crecimiento se consolidarán "progresivamente".

El Gobierno, añadió, "no espera" una recaída de la economía aunque se retiren los estímulos, porque los componentes de la actividad privada "están tomando el relevo al papel del gasto público". No en vano, las Administraciones redujeron su gasto por primera vez en términos intertrimestrales un 1,7%, y moderó su aumento interanual al 0,8%.

Habrá que esperar a ver si la retirada de estímulos afecta a la demanda interna, sobre todo las ayudas a la compra de automóviles que, según advirtió el Banco de España en su último boletín, fue la que empujó a la mejora del consumo privado en el cuarto trimestre y podría hacer que éste retroceda cuando desaparezcan.

En cualquier caso, Campa insistió en atribuir la mejora de los datos a las iniciativas del Gobierno unidas a los bajos tipos de interés, la recuperación de la confianza, la mejora de las exportaciones y el inicio de la recuperación internacional.

Pese al avance de algunos datos trimestrales, los componentes del PIB siguieron cayendo en términos interanuales aunque, eso sí, en menor medida que en el tercer trimestre.

El año de la recesión se saldó con una caída del PIB del 3,6% debido a que la demanda interna -consumo e inversión- retrocedió 6,4 puntos y el sector exterior sólo pudo aportar 2,8 puntos.

El gasto de los hogares se contrajo en 2009 el 5%, y la inversión cayó el 15,3%. La caída fue menor en la inversión en construcción -que bajó el 11,2%- que en la destinada a bienes de equipo, que a pesar de que ya se está recuperando, se desplomó en el conjunto del año un 23,1%.

  • 1