Local

Las familias de urgencia evitan a cien bebés pasar por centros

Andalucía cuenta con 58 parejas siempre disponibles para acogerlos.

el 17 abr 2010 / 18:52 h.

TAGS:

Un grupo de padres de acogida, en unas jornadas informativas en Sevilla.
58 familias andaluzas están disponibles 24 horas al día, 356 días al año, para hacerse cargo de niños pequeños que han sido abandonados por sus padres biológicos o porque la administración les ha retirado a éstos la tutela por no poder garantizar su bienestar. Es el programa de acogimiento de urgencia, que en el último año ha evitado a 105 bebés de cero a dos años pasar sus primeros meses de vida en un centro de protección, lo que supone una reducción en un tercio del número de menores de esta edad acogidos en los centros.

El programa de acogimiento de urgencia se puso en marcha en Andalucía en 1996, destinado a niños de cero a siete años pero hasta 2008 sólo funcionaba en Sevilla y Málaga. En ese periodo, pasaron por familias de urgencia 119 niños. En 2008 se amplió a todas las provincias y en un año fueron 62 los menores acogidos, una cifra que casi se duplicó el año pasado con 105 niños en familias de urgencias. Con ello, se ha reducido un 30% el número de niños de cero a dos años declarados en desamparo internados en centros de protección, al pasar de 321 en 2008 a 224 en 2009. El objetivo de la Consejería de Igualdad y Bienestar Social es que ningún niño tan pequeño pase esos primeros meses de vida en un centro y para ello apela a la solidaridad y generosidad de familias dispuestas a ofrecer un hogar a estos niños, un acogimiento que no da ningún derecho posterior de adopción ni para un acogimiento permanente del menor. De hecho, el programa establece que los niños pasen por estas familias de urgencia no más de nueve meses hasta volver con sus padres o la familia extensa, si es posible, o bien a un acogimiento permanente o preadoptivo.

Actualmente, Andalucía cuenta con 58 familias que participan en el programa de urgencia. Los requisitos técnicos que se exigen son que al menos un miembro de la familia tenga disponibilidad permanente para ello y plena dedicación al cuidado del menor (si hay más de un miembro de la familia con esta dedicación un mismo hogar puede acoger simultáneamente a varios pequeños) y que el hogar permita la incorporación inmediata del niño. En la práctica, al seleccionar a las familias de urgencia, se cuida que carezcan de interés o predisposición a la adopción.
Así, el perfil de estas 58 familias andaluzas que participan en este programa es el de parejas con un promedio de edad de sus componentes de 45 años, que tiene hijos biológicos y en las que él trabaja fuera de casa y ella se dedica a las labores domésticas.

Las familias de urgencia cuentan con asesoramiento y apoyo del equipo de profesionales y reciben una ayuda económica de 760 euros por los gastos derivados del cuidado del menor y la disponibilidad de la familia, si bien tanto desde la Junta como desde las entidades colaboradoras como Márgenes y Vínculos que seleccionan a las familias y gestionan el programa destacan que no existe una motivación económica en este tipo de acogimiento y subrayan la plena disponibilidad de estas familias, ya que pueden ser avisados para hacerse cargo de un niño en cualquier momento cuando se decreta el desamparo y una vez que entran en el programa no pueden rechazar ningún menor aunque presente necesidades especiales.

  • 1