miércoles, 24 abril 2019
18:37
, última actualización
Local

Las familias piden la liberación de los piratas y Defensa lo rechaza

Exteriores confirma que los tres marineros del ‘Alakrana’ han vuelto al atunero.

el 06 nov 2009 / 20:39 h.

TAGS:

Los familiares de los tripulantes vascos del atunero Alakrana, secuestrado hace 37 días en aguas del Índico, exigieron ayer a las "instituciones competentes" que liberen "inmediatamente" a los dos piratas somalíes detenidos en España porque de lo contrario "están poniendo en riesgo la vida" de sus familiares". Las familias temían especialmente por la vida de los tres marineros -dos gallegos y otro residente en Ondarroa pero natural de Isla Cristina (Huelva)-, que fueron desembarcados del pesquero por los bucaneros. Sin embargo, ayer por la noche los tres tripulantes fueron devueltos al barco.

El ministro de Asuntos Exteriores , Miguel Ángel Moratinos, confirmó esta información y aseguró que fue el primer ministro somalí el encargado de comunicarla al embajador español en Kenia, Nicolás Martín Cinto. Moratinos añadió que los tres marineros "están bien".

Al igual que las familias de los marineros vascos, los allegados de los pescadores gallegos se mostraron descontentos y apuntaron que el Gobierno está más despistado de lo que pensaban. Manifestaron que la ministra de Medio Ambiente, Elena Espinosa, con quien se reunieron ayer, se podía haber evitado el encuentro. La reunión se celebró después de que los familiares declarasen haberse sentido "ignorados" por las autoridades y, tras la cita, se declararon decepcionados por la ministra.

La reclamación de liberación de los piratas chocó frontalmente con el secretario de Estado de Defensa, Constantino Méndez, quien fue muy claro en su mensaje al remarcar que la situación de los bucaneros está en manos de la justicia española y ésta "no es negociable". Además indicó que no se descarta ninguna posibilidad, incluida la intervención militar, para poner fin al secuestro.

Algo menos contundente fue la vicepresidenta primera, Teresa Fernández de la Vega, quien aseguró que el comité de crisis trabaja "día a día y hora a hora" para lograr el fin del secuestro sin riesgo para la vida de los tripulantes, que, según ella, se encuentran "bien", dentro de la "difícil situación" que viven.

Estas palabras se escucharon horas después de que el lehendakari, Patxi López, solicitase a las autoridades judiciales que estudien la posibilidad de que los dos piratas sean devueltos a su país de origen o a algún otro de la zona, como Kenia, para que sean juzgados allí. López realizó esta petición para que, "dentro de la más absoluta legalidad", se pueda facilitar la liberación de los tripulantes del Alakrana, sin ponerlos en riesgo. Asimismo anunció que el gabinete de crisis de su Gobierno permanecerá reunido hasta que "los tripulantes vuelvan a casa". El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, fue más tibio y se limitó a exigir que al Gobierno gallego se le incluya en el comité de crisis. Esta mesura de Feijóo contrastó con el nuevo frente abierto por sus compañeros de Madrid.

La secretaria general, María Dolores de Cospedal, y la vicepresidenta de Organización y Electoral, Ana Mato, por ejemplo, no dudaron en criticar al Ejecutivo por como está gestionando esta crisis. "No se puede confiar en este Gobierno" o se "ha equivocado desde el principio", fueron algunas de las frases que lanzaron la dos líderes populares que dieron pie a María Teresa Fernández de la Vega a acusar al PP de "deslealtad institucional".

Dudas jurídicas. Mientras, las asociaciones de jueces consideran "prácticamente imposible" encontrar una respuesta legal a la petición de los piratas y de las familias de poner en libertad a los dos bucaneros detenidos en España y remarcaron que no se puede responsabilizar a los jueces de la crisis del Alakrana. Para explicar esta situación a las familias, éstas serán recibidas el martes por el presidente de la Audiencia Nacional, Ángel Juanes.

  • 1