viernes, 19 abril 2019
20:06
, última actualización
Local

Las familias piden la liberación inmediata de los dos piratas detenidos en España

Los familiares de los tripulantes vascos del atunero "Alakrana", secuestrado hace 36 días en aguas del Índico, creen que "están poniendo en riesgo la vida de nuestros familiares".

el 06 nov 2009 / 13:14 h.

TAGS:

Los familiares de los tripulantes vascos del atunero "Alakrana", secuestrado hace 36 días en aguas del Índico, han exigido hoy a las "instituciones competentes" que liberen "inmediatamente" a los dos piratas somalíes detenidos en España porque de lo contrario "están poniendo en riesgo la vida de nuestros familiares".

Además, han anunciado para mañana una concentración a las 12.00 horas en Bermeo (Vizcaya) bajo el lema "Gure arrantzaleak askatu" (Liberad a nuestros pescadores) con el objetivo de recabar el "apoyo y solidaridad" de la ciudadanía.

Los familiares han comparecido en rueda de prensa en Bermeo un día después de que los piratas somalíes que mantienen secuestrado al pesquero desembarcaran a tres marineros -dos gallegos y uno vasco- a tierra y amenazaran con ir matando a la tripulación si en el plazo de tres días no se liberaba a sus dos compatriotas presos en España.

María Ángeles Jiménez y Argi Galbarriatu, esposa y hermana, respectivamente, de dos tripulantes vascos del "Alakrana", han sido las encargadas de hacer público un comunicado en el que han insistido en que la vida de los 36 tripulantes del atunero "debe ser ahora prioritaria, y no cualquier otro interés".

Han recordado que en su momento "ya dijeron que la detención de estos dos piratas iba a complicar seriamente el rescate" y, tras criticar que las instituciones implicadas les "negaban este extremo", han lamentado que "desgraciadamente se ha puesto en evidencia que estas instituciones están mintiendo".

Han expresado públicamente la "desesperación, impotencia, preocupación" que sufren y han calificado de "vergonzoso" que ayer ninguna institución se pusiera en contacto con los familiares de los tripulantes y tuvieran que ser ellos mismos quienes hicieran las llamadas.

"Lejos de ser atendidas, fuimos ignoradas, cuando los representantes institucionales deben estar a disposición de los ciudadanos", han afirmado.

Ya en la ronda de preguntas, la hermana del capitán del barco, Iker Galbarriatu, ha explicado que la ministra de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, Elena Espinosa, les "dejó claro" ayer, durante la reunión que mantuvo con ellos en Bilbao, que la liberación de los piratas es difícil porque no está en manos del Gobierno, sino de la Audiencia Nacional.

"Sabemos que a otros presos se les extradita, se puede hacer lo mismo con los piratas sin que sea ilegal. ¿Para qué sirven esos dos piratas aquí?, ha reflexionado al respecto la esposa del engrasador del barco, Gaizka Iturbe.

María Ángeles Jiménez ha añadido que quedan dos días del plazo dado por los piratas y ha exigido al Gobierno "que se ponga a trabajar", y a los partidos políticos "que hagan un frente común con el Gobierno. Si no, les haremos responsables de lo que les suceda", ha dicho.

"Cuando nuestros maridos estén en casa que se den de palos si quieren, pero ahora que no politicen. Todos a una, como en Fuenteovejuna", ha subrayado, al tiempo que ha suplicado al Gobierno que no se plantee la posibilidad de un asalto del Ejército al barco y "ha rogado" que se utilice "únicamente la negociación".

Sobre la condición impuesta por los piratas de que se libere a sus compatriotas, Galbarriatu ha asegurado que "nos perjuraban que no entraba en la mesa de negociación; que no entró hasta ayer porque los piratas son así de caprichosos", y ha aseverado: "nosotros creemos que esto (la amenaza) va a en serio aunque la ministra nos trasmitía que el Gobierno cree que es una manera de ganar más dinero".

Jiménez ha explicado que han estado callados hasta ahora porque se lo habían pedido las administraciones pero ya no: "Ahora son nuestros maridos los que nos piden que hagamos ruido. Si tengo que dejarme la vida me la voy a dejar, pero no me voy a callar", ha indicado.

Los familiares han explicado que no ha habido nuevas comunicaciones con los secuestrados desde ayer a la mañana.

Galbarriatu ha recordado que su hermano le comunicó que se encuentran físicamente bien pero anímicamente mal, y que le trasmitió que destacara que tienen poca agua potable y comida.

Tras la comparecencia pública que ha tenido lugar en la casa de Cultura de Bermeo, los familiares se han reunido en el consistorio con representantes de los municipios donde residen los tripulantes vascos del "Alakrana".

  • 1